Un socio para el desahogo de Leo

El sustituto de Neymar se parece más a Iniesta y llega para aportar fútbol al equipo de Ernesto Valverde

.

Redacción / La Voz

Dicen que el Barça no juega bien, o que al menos no lo hace bonito, pero lo cierto es que Valverde ha engrasado una máquina de ganar. Con el título de Liga en el bolsillo (9 puntos al segundo y 16 al Madrid), el equipo azulgrana acaba de dinamitar el mercado con la fichaje del jugador que precisamente está llamado a cubrir la carencia del demandado jogo bonito. Llega Philippe Coutinho. La perla. El pequeño mago. Así es como se le conoce en Brasil. Y lo hace con un traspaso récord en España (se estima que unos 120 millones fijos y 40 en variables), con la vitola de ser el sustituto natural de Neymar, el crac fugado este verano al PSG (222 millones). 

Sin embargo, Coutinho y Neymar, aunque amigos, se parecen muy poco. Ni dentro ni fuera del terreno de juego. Philippe es un volante, con menos gol que el futbolista del PSG, pero con una gran capacidad para generar juego. Aunque también puede actuar como mediapunta puro o volante por la derecha, el lugar en donde más cómodo se ha encontrado en estos últimos meses en el Liverpool es de volante izquierdo. Es decir, la posición de Iniesta.

Coutinho promete aportar desahogo para Messi, puesto que también atrae las marcas rivales gracias a su juego individual, con un amplio abanico de regates y capacidad de desborde. Quizás su principal hándicap sea el adaptarse al juego de toque rápido del Barça, puesto que el pase de primeras no es su principal virtud. A él le gusta conducir y generar superioridades sacándose rivales de encima. También cuenta con un buen golpeo de balón, aunque con Messi en el campo no se espera que ejecute demasiadas faltas directas. 

Vida estable

A pesar de ser un gran amigo de Neymar, a Coutinho no se le conocen desmanes nocturnos. De hecho, Philippe es un hombre hogareño, amante de los animales, que tiene la misma novia desde los 14 años, cuando todavía no era una estrella del fútbol. Está casado con ella, con Aina, con la que tiene una hija de 2 años, Martha. El amor de aquellos dos adolescentes hizo que rehusara jugar en Europa y se quedase en Brasil hasta que ambos cumplieron la mayoría de edad. Con los 18 cumplidos, Aina dejó los estudios y acompañó a Phillippe a Milán, para que este jugara en el Inter. En el 2012 se mudaron a Barcelona, cedido en el Espanyol, y al término de esa temporada se casaron.

El Liverpool lo compró por 13 millones de euros y en Inglaterra se convirtió en uno de los jugadores más influyentes en labores ofensivas. El carioca comenzó como mediapunta, pero fue con Jürgen Klopp con quien alcanzó el cénit de su juego, ya como volante. Coutinho sufre en defensa, pero en la ofensiva logró intervenir de forma providencial en 24 goles entre Premier (7 tantos y 7 pases de gol) y Champions League (5 y 5). Es este último punto lo que más preocupa al barcelonismo, puesto que al haber jugado ya en Europa con el Liverpool no podrá hacerlo estos meses con el Barcelona.

La otra mala noticia para los azulgrana es que Philippe está lesionado. Sufre una «dolencia evolutiva en el recto anterior de la pierna derecha» que lo apartarán de la competición, presumiblemente, hasta febrero.

«Espero responder en el campo a las expectativas»

El Fútbol Club Barcelona presentó ayer a Coutinho y el jugador aseguró que cumplió «un sueño» largamente esperado por él desde hace meses. «Solo quería agradecer al presidente por el esfuerzo, la paciencia que tuvo con mi caso, a todos los dirigentes. Estoy muy feliz, es mi sueño y espero en el campo responder a todas las expectativas», añadió Coutinho en su presentación con el conjunto azulgrana.

En el acto estuvo el máximo mandatario del Barcelona, Josep María Bartomeu, quien definió al brasileño como «uno de los mejores jugadores del mundo».

«Hemos intentado ficharle desde el verano pasado. Nuestro equipo técnico, con Pep Segura y Robert Fernández, llevan meses diciendo que era necesario. No ha sido fácil, ha implicado mucho trabajo. Lo importante es que él ha querido venir. Ha tenido paciencia y se ha esforzado para estar aquí», declaró.

Coutinho llega al antiguo club de su amigo Neymar y al actual equipo de su admirado Messi. «Juego con Neymar en la selección y es mi amigo desde pequeño. A Messi no lo voy a descubrir ahora. Es para mí un honor compartir equipo con él. Son dos grandes jugadores. ¿Hacer olvidar a Neymar? Yo buscaré mi espacio», declaró.

Y añadió: «El Barça es el mejor equipo del mundo, el que tiene los mejores jugadores, grandes ídolos míos pasaron por aquí y grandes ídolos míos siguen aquí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un socio para el desahogo de Leo