Sin excusas


En el plano individual, Lucas está notando la inactividad de la temporada pasada. Ha habido un evidente bajón físico y no acaba de ponerse en un estado de forma aceptable. A esto se une, en el ámbito colectivo, que el equipo tampoco rinde como tiene que rendir. Pero para mí no vale ni una excusa, ni la otra. Es un futbolista que puede y debe ofrecer mucho más. Es la referencia del Deportivo en esta campaña e incluso, desde el punto de vista del esfuerzo que ha hecho la entidad para repescarlo, debe ser el primero en tirar del carro. Está bien que lance las acciones a balón parado, las faltas y los saques de esquina, pero se le pide que con el balón en los pies sea más desequilibrante. Un jugador como él debe marcar diferencias no solo por él mismo, que vino en un momento de dudas en el equipo, sino por la propia entidad, que quiere levantar un proyecto más ambicioso y no ha dudado en hacer un fuerte desembolso para repescarlo. Pero todo influye para que no rinda como se esperaba.

Cuando en una plantilla hay un jugador de mucho talento da igual que juegue más arriba o más abajo, solo o acompañado. Lo que sabemos es que Lucas desequilibra en espacios grandes y que tiene una gran confianza en su regate. Sin embargo, hasta ahora le está costando irse del rival y no ofrece fortaleza física, independientemente de que el equipo juegue bien, o mal, con un mediapunta o tres mediocentros. Tiene que rendir más. No hay excusas. Si el Dépor va hacia arriba, como esperamos en este segundo tramo de campeonato, hay un porcentaje que cada jugador debe aportar y también subir un escalón en su propia producción. Así que él tiene que ir para arriba, porque si no, no tendrá sitio en el equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Sin excusas