La falta de continuidad provoca que los dos equipos estén lejos de sus objetivos

X. R. Castro VIGO / LA VOZ

DEPORTES

Paco Rodríguez

Ni Deportivo ni Celta han sido capaces de encadenar dos triunfos consecutivos en lo que va de temporada

23 dic 2017 . Actualizado a las 13:37 h.

Falta continuidad y regularidad en Deportivo y Celta de esta temporada. Los blanquiazules han mejorado con el desembarco de Cristóbal Parralo, pero lejos de salir a flote acaban de visitar la zona de descenso. Los celestes tienen un colchón de tres puntos pero el sueño de volver a luchar por Europa se complicada cada vez más. Con estas urgencias llegan a un derbi con dos escuadras que quieren el balón, que tienen dinamita ofensiva pero que sufren en la retaguardia, algo que no solucionó por el momento el cambio de guantes en la portería.

Trayectorias

Equipos lastrados por la imposibilidad de encadenar una secuencia positiva. Ni Deportivo ni Celta han sido capaces de encadenar dos triunfos consecutivos en lo que va de temporada. Los coruñeses tienen su mejor secuencia en un empate tras triunfo (Victoria sobre el Getafe y empate en Éibar), mientras que los vigueses consiguieron encadenar cuatro partidos sin perder (dos victorias a domicilio y otros tantos empates como local, alternos).

Cómo llegan

Dos derrotas con daños colaterales en la última jornada. El Celta se engancharía a la lucha por Europa de haber ganado al Villarreal en la última jornada, pero la derrota le coloca a un solo partido de la zona roja y le hace variar el objetivo por el momento, aunque Unzué siga pensando en Europa. Para el Deportivo, la previsible derrota en el Camp Nou unida a los resultados de esta fraccionada semana le hace afrontar el clásico gallego en posición de descenso. Los dos están por el momento con una hoja de ruta desviada.

Propuesta

Apuesta por la posesión con referencias ofensivas. La llegada de Cristóbal al banquillo blanquiazul da lugar a ciertas semejanzas en la propuesta de juego. El Celta quiere ser más combinativo de nunca, aunque a veces le falta regularidad, y el Deportivo ha dado un paso al frente para elaborar fútbol. Dos propuestas que tienen como razón de ser aprovechar el caudal ofensivo con Lucas Pérez y Iago Aspas como referencias. Por el momento el celeste se está mostrando más acertado, pero el coruñés siempre es una amenaza.

Punto débil

Las facilidades defensivas de los dos equipos. El lastre defensivo le pasa factura a los dos equipos gallegos de Primera División en la clasificación. El Deportivo solo ha sido capaz de mantener su portería a cero en tres ocasiones y los errores de bulto han sido una constante en muchos partidos. Algo parecido sucede en el Celta, que ha visto como las remontadas le restaron puntos que parecían asegurados. Cerrar los partidos se ha convertido en una de las grandes asignaturas pendientes en los celestes.

Las porterías

Rotaciones en los dos bandos en el primer tercio de Liga. Las dos porterías del derbi estarán defendidas por guantes gallegos por primera vez en sesenta años en Primera, pero para llegar a este punto el cambio en los primeros cuatro meses de competición ha estado repleto de alteraciones. Por la portería del Deportivo ya han pasado cuatro guardametas hasta que Rubén Martínez hizo méritos para quedarse. En el Celta comenzó Sergio, pero ahora ya acumula diez partidos Rubén Blanco. Falta por ver cómo se comportan los dos novatos en su debut en un derbi.