François Fillon al volante


Son días de cóctel y rosas. Cóctel de esa tecnología que parece que va a cambiarlo todo y esas cosas que cualquiera diría que no cambiarían nunca. Velocidades nuevas junto a los vicios de siempre. Sucede también en el deporte. En eso a lo que llaman el circo de la fórmula 1 y que a veces debería dejarse en circo a secas. En ese mundo, tan pronto una escudería pulveriza a los rivales con un milagro aerodinámico como el presidente de la FIA nombra a un amigo querido para presidir la comisión que negociará las reglas a partir de la temporada 2021. Sí, el hombre que estará al frente de las negociaciones de las normas de las cuádrigas millonarias es François Fillon, compañero de fatigas de Jean Todt. Fillon fue primer ministro con Nicolas Sarkozy. Y se presentó en las últimas elecciones presidenciales francesas como candidato conservador. Hubo un momento en el que todo indicaba que sería el próximo inquilino del Elíseo. La salvación ante la ultraderechista Marine Le Pen y el jovenzuelo Emmanuel Macron. Pero Fillon ni siquiera pudo superar la primera ronda de votaciones. Durante la carrera electoral el periódico satírico Le Canard Enchaîné publicó que su esposa había recibido 900.000 euros por un empleo ficticio como asistente parlamentaria. Esa cifra explicaba algunos asuntos familiares que no encajaban con el sueldo del político. Como su pequeño castillo. Fillon, en lugar de dimitir y dejar vía libre a otro, se atrincheró en el victimismo. Llegó a acusar a una televisión de haber anunciado que su mujer se había suicidado debido al escándalo. No consta que ningún canal hubiera lanzado esa noticia. En plena tormenta de fake news en Francia, utilizó una afirmación falsa como munición electoral contra los medios y sus adversarios y nunca rectificó ni pidió perdón por ello. Lo que nunca ha podido disimular más de la cuenta es su gusto por el lujo, su querencia por la marca Ferrari y su ambición. No parecen las mejores credenciales para estar al frente del organismo que pacta las reglas de un deporte que pone en juego tantos millones. Su hermano preside la entidad organizadora de las 24 horas de Le Mans. Visto de otro modo, en este cóctel de avances y nada venerables tradiciones, quizás Fillon sea una gran elección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

François Fillon al volante