Encuentro cordial antes del gran duelo

Entrenadores y jugadores del Deportivo y del Celta se citaron en la sede coruñesa de Abanca para calentar motores para el partido de nuevo bajo el lema «Imposible sen ti»

Vuelve el derbi gallego bajo el lema «Imposible sen ti» Los entrenadores y dos de los capitanes se juntaron para dar el pistoletazo la salida al gran partido del fútbol gallego

Redacción

Empezaron encorsetados, midiendo las palabras. Los entrenadores, novatos en esta rivalidad. Jonny y Mosquera, ya veteranos, pero todos conocedores de que en semana de derbi las declaraciones se miran con lupa.

Abanca reunió en la ciudad de A Coruña a los entrenadores de Celta y Deportivo. Un aperitivo antes del gran baquete del sábado y ambos técnicos, escoltados por dos de sus respectivos capitanes, brindaron por la buena salud de la rivalidad. Una senda por la que parece que se avanza en los últimos años. Afortunadamente.

«Imposible sen ti» volvió a ser el lema bajo el que ambos clubes se juntaron. Una frase para cicatrizar de manera acelerada las heridas provocadas por Barcelona y Villarreal. No hay margen para mirar al pasado porque el gran rival no solo es que espere a la vuelta de la esquina, sino que estaba compartiendo mesa. Allí reunidos y solo separados por el director de Red Comercial de la entidad financiera, Gabriel González Eiroa, presenciaron un vídeo de promoción del partido que los aproximadamente 50.000 abonados de uno y otro equipo están esperando desde que salió el calendario. En esta ocasión el protagonista del spot es el loro Maureto (mitad Mauro, mitad Bebeto) que para pesar de su dueña, de corazón blanquiazul, le ha salido celtista.

Será el primer derbi tanto para Unzué como para Cristóbal aunque ambos conocen bien la rivalidad infinita. No desde el banquillo, pero el técnico de los coruñeses tiene cierta consciencia de a qué huele este partido. «Sé con la pasión que se vive. El año pasado estaba entrenando al Fabril y pude vivir los dos derbis un poco desde la distancia. Ilusiona muchos a las aficiones. Se vuelcan con su equipo».

Se conocen bien ambos entrenadores. Muchas veces les ha juntado el fútbol. Como compañeros o como rivales y aunque no en Galicia, ambos saben lo que es un derbi. «Por mucho que estés en comunidades diferentes no difiere demasiado. Me ha tocado vivir unos cuantos Sevilla - Betis, también los Barça - Espanyol y partidos más parecidos a este como por ejemplo los Osasuna - Real Sociedad o el Athletic - Real Sociedad» recordaba Unzué. «Al final lo que quieres es llegar al día siguiente al bar o al trabajo y decirle al compañero que ‘‘este ha sido para nosotros’’ y vivir con ese resultado durante varios meses». Una descripción bastante precisa la del preparador celeste. Cristóbal, que también vivió otras rivalidades en su carrera como la del derbi asturiano, solo pudo darle la razón. «He tenido la suerte participar en muchos derbis y aquí también es especial. Solo pedimos que se viva con esa intensidad pero desde el respeto y la deportividad». Pusieron en un aprieto los periodistas a Cristóbal y Unzué pidiéndoles un solo adjetivo para definir el derbi y aunque el entrenador del Celta, tras darle varias vueltas al sunto, se lamentó de su poca imaginación, la palabra elegida fue bastante fiel a lo que un Dépor - Celta representa: «El rival». No se mojó Cristóbal, y eso que el catalán tuvo algo más de tiempo para pensar en la respuesta mientras su colega buscaba esa palabra que resumiese la esencia de más de 180 enfrentamientos.

Sobre si el ADN gallego de la plantilla es determinante o no en estos duelos, Cristóbal respondió que pondrá a los que crea que pueden rendir mejor sin atender a su origen ni a ninguna otra razón más que deportiva. Unzué asintió dándole la razón. El sábado el navarró tendrá que quitársela.

Unzué: «La sensación en muchos partidos es que merecimos algo más pero de eso no se vive»

Juan Carlos Unzué se mostró «muy optimista» pese a que de momento los resultados no acaben de acompañar al Celta. «No tengo duda de que tenemos menos puntos de los que quisiéramos pero creo que estamos en el camino para poder conseguirlos». El técnico navarro destacó el potencial de su equipo e hizo una lectura en positivo de los puntos que el Celta ha perdido en los últimos tramos de encuentros. «En muchos partidos que hemos acabando perdiendo o empatando, hasta el minuto ochenta u ochenta y cinco eran resultados favorables. La autocrítica más real es que algo bueno has tenido que hacer cuando has logrado ponerte por delante en tantos partidos».

Cristóbal: «Intentaremos dar una alegría, últimamente no le damos muchas a la afición»

No es un hombre Cristóbal que rehúse la autocrítica. El técnico asume que la temporada del Deportivo no está siendo buena y que la parroquia necesita recuperar sensaciones. Para ello, el derbi se dibuja como una oportunidad de oro. «Son tres puntos importantes pero además es un partido que la afición tiene señalado en el calendario. Es un momento importante y queremos que la afición esté orgullosa de nosotros».

El técnico del Deportivo fue más pragmático que su homólogo en el banquillo vigués que señaló que si hubiese que elegir un partido para afrontar tras dos derrotas sería este. «Los partidos llegan cuando llegan». Cristóbal en estado puro.

Pedro Mosquera: «No es la primera vez que me toca una situación en la que no cuento con continuidad»

Es uno de los capitanes del Deportivo y uno de los pocos gallegos de la primera plantilla pero el centrocampista coruñés no está disfrutando de demasiados minutos sobre el césped. «Lo importante es el equipo», destacaba Mosquera tras ser preguntado por como pensaba convencer a Cristóbal para partir desde la titularidad ante el Celta. «Los jugadores en sus equipos pasan por diferentes situaciones. No es la primera vez que me toca una situación en la que no cuento con continuidad pero al final siempre he terminado jugando. Lo importante es trabajar», aseguraba el mediocentro ante la mirada seria de su entrenador que escuchó con rostro inmutable sus palabras.

Jonny: «He jugado muchos derbis y es un partido que nunca te cansas de jugar»

Le ha tocado al lateral celeste vivir la cara más dulce y más amarga de estos partidos. La cruz, su gol en propia meta en Riazor hace dos temporadas. La cara, esa abultada victoria en Balaídos del curso pasado. «Son esos recuerdos bonitos con los que al final te tienes que quedar».

Al ser preguntado por sus primeros recuerdos de este partido salió la espontaneidad del defensa. «Las hostias que se daban». Le salió del alma y el auditorio estalló en una carcajada. Ante el revuelo Jonny matizó, «no decía las hostias en plan mal. Por eso estamos hoy aquí». Fue el momento más divertido justo después de que el jugador del Celta asegurase que «es un partido que nunca te cansas de jugar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Encuentro cordial antes del gran duelo