La Audiencia Nacional deniega el regreso de Villar a la federación

El auto del alto tribunal rechaza la petición de medidas cautelares pedidas por el dirigente imputado en la operación Soule


redacción / La voz, efe

Ángel María Villar seguirá apartado de la Federación Española de Fútbol. Así lo ha estimado la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que le ha denegado la cautelar contra la suspensión de sus funciones decretada el pasado mes de julio por el Consejo Superior de Deportes.

La defensa de Villar recurrió ante el alto tribunal la decisión adoptada por el CSD, que una vez en marcha la operación Soule incoó un expediente disciplinario contra él, como paso previo a su suspensión al frente de la federación. El dirigente imputado alegaba que no había fundamento alguno para tal resolución, así como que no se podían utilizar diligencias de investigación penales como base de resoluciones y sanciones administrativas.

Ninguno de sus argumentos fueron aceptados por la Audiencia que, este mismo miércoles, fallaba en su contra, aunque todavía no se ha resuelto sobre el fondo del asunto.

Curiosamente, el mismo día en que se conoció el auto judicial, Villar presentó un recurso ante la Comisión Electoral en el que pedía la suspensión de la tramitación de la moción de censura presentada por Luis Rubiales, cuya votación está prevista para el 16 de enero.

Villar, que solicitó que si no se suspende la tramitación se adopten una serie de decisiones relacionadas con la misma, cuestionó que la moción se haya admitido contra su persona, ya que la considera incompatible con la situación de suspensión de funciones en la que se encuentra.

En el documento, hecho público por la RFEF y trasladado a los asambleístas, Villar escribió que «es evidente que no puede haber censura cuando no hay ejercicio de funciones por parte del presidente».

En sus alegaciones Villar indicó que en caso de que la moción sí se dirija contra él debe suspenderse el procedimiento, ya que está pendiente de un recurso contencioso-administrativo en el que él impugnó la resolución del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) de abrirle un expediente, así como la suspensión que le impuso el CSD y la medida cautelar contra la misma. Tras el auto judicial de este miércoles, esta petición carece ya de sentido.

Según la orden ministerial, para que la moción prospere y cese de forma automática el presidente se requerirá que sea aprobada por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General. No obstante, los Estatutos de la RFEF fijan una mayoría de dos tercios para la aprobación de la misma.

La Audiencia Nacional dictó que «la aplicación del rango de cada una de las normas obliga a que se deba admitir lo dicho por los Estatutos aunque esto carezca de un apoyo lógico y democrático suficiente». Por último Villar planteó en su escrito que aunque la sentencia de la Audiencia «no es firme al parecer, la Comisión Electoral debe tomar en consideración su contenido» y respetar el principio de jerarquía normativa y aplique lo reflejado en los Estatutos.

Comunicado de la Mutualidad

También este miércoles, el consejo de administración de La Mutualidad de Futbolistas aseguró que no existe riesgo sobre su continuidad, ni sobre el cumplimiento de sus obligaciones, así como que ta ha cobrado la práctica totalidad los de 11,9 millones de euros que le debían las federaciones territoriales. Las cuentas de la Mutualidad del ejercicio 2016 reflejan un «patrimonio neto positivo, capacidad de solvencia, holgada posición de liquidez y destacadas plusvalías inmobiliarias», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Audiencia Nacional deniega el regreso de Villar a la federación