Luis Rubiales guarda silencio sobre la agresión a la arquitecta

El juzgado número 11 de Valencia espera un informe forense sobre las lesiones


Redacción

Luis Rubiales se ha vuelto mudo para el tema que puede arruinar su ambición de presidir la Federación Española de Fútbol (RFEF). Después de una intensa ronda de entrevistas en las que trata de justificar posturas contradictorias, como su defensa de los barones imputados en la Soule al tiempo que presenta una moción de censura contra Ángel María Villar, el exfutbolista andaluz no quiere saber nada de la denuncia por agresiones de la que se le acusa en el Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia. Tres días después de que trascendiese a la opinión pública el caso -denunciado el pasado mes de julio-, declinó ayer hacer el más mínimo comentario. A preguntas de La Voz sobre la demanda por lesiones, uno de sus portavoces evitó en su nombre dar su visión de los hechos. 

El expresidente del sindicato de jugadores (AFE) fue denunciado por la arquitecta que trabajaba en el proyecto de reforma de su piso en Valencia. Al parecer, Rubiales y la mujer se enzarzaron en una discusión y el antiguo delfín de Villar agredió a la arquitecta, según asegura ella en su denuncia. 

Falsa promesa de transparencia

Resulta especialmente llamativo que el candidato que pretende representar al fútbol español y ser su imagen institucional, se niegue a dar explicaciones sobre la agresión a una mujer. El aspirante a dirigir una federación que mueve más de 150 millones de euros al año, calla sobre el tema mientras difunde proclamas en favor de la transparencia y la renovación de la entidad con sede en Las Rozas.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Valencia confirmaron ayer a La Voz que la declaración de Rubiales está pendiente de que esté listo un informe forense relacionado con las lesiones de la arquitecta. Según la denuncia, Rubiales golpeó a la mujer en el costado. Se trata de la profesional que trabajó en dos proyectos relacionados con el exfutbolista andaluz, de 40 años. La AFE, que él presidía, le encomendó el megalómano proyecto de la Casa del Futbolista, mientras que Rubiales le encargó un trabajo para su vivienda particular en Valencia.

La denuncia por la agresión a la arquitecta no es el único tema judicial que afecta a Rubiales. El expresidente de los jugadores ha utilizado como muleta en sus aspiraciones electorales a cinco de los barones territoriales imputados por el juez Santiago Pedraz en la Soule. Se trata de los presidentes de las federaciones de Cantabria (José Ángel Peláez), La Rioja (Jacinto Andrés Alonso), Ceuta (Antonio García Gaona), Melilla (Diego Martínez) y Murcia (José Miguel Monje). Rubiales ha declarado públicamente que cree en su inocencia, aunque todavía podrían ser suspendidos por el CSD, que pidió hace meses que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) les abriese expediente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Luis Rubiales guarda silencio sobre la agresión a la arquitecta