Rubiales cree en la inocencia de los barones imputados que le apoyan

«Estoy satisfecho de todas las personas que me han mostrado su apoyo», dice


REDACCIÓN / LA VOZ

El aspirante a presidir la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, cree en la inocencia de los barones regionales de la federación investigados por el juez de la Audiencia Nacional Pedraz en el marco de la operación Soule. «Estoy satisfecho de todas las personas que me han mostrado su apoyo», señaló en una entrevista concedida a Colpisa. Apela a las garantías procesales para evitar referirse a las imputaciones que pesan sobre los dirigentes de las territoriales de Cantabria (José Ángel Peláez), La Rioja (Jacinto Andrés Alonso), Ceuta (Antonio García Gaona), Melilla (Diego Martínez) y Murcia (José Miguel Monje). «La presunción de inocencia debe ser máxima... además, conozco algunas de las cuestiones que están en el auto y quedarán en nada o en una sanción administrativa», asegura Rubiales, impulsor de una moción de censura contra Ángel María Villar, suspendido como presidente durante un año.

«Si una vez que termine la investigación hay hechos probados y constatados de una manifiesta ilegalidad delictiva, no voy a mirar para otro lado, pero hasta entonces debemos esperar que otros puedan probar su culpabilidad», sostiene el candidato, y remachó: «Estoy satisfecho de todas las personas que me han mostrado su apoyo».

Rubiales apela a la presunción de inocencia para no criticar a los dirigentes que le apoyaron, pero arremete contra su antiguo aliado, Villar. «Aunque yo no quiero prejuzgar a nadie, cuando uno tiene limitados ciertos derechos fundamentales porque te retiran el pasaporte o incluso te detienen, eso desaconseja de manera total que puedas gestionar una institución tan importante como la del fútbol español», indica el expresidente de la Asociación de Futbolistas Españoles.

La denuncia por agresión

El viernes pasado trascendió a la opinión pública la denuncia por agresión de la arquitecta que reformó su casa. En esa causa que instruye un juzgado de Valencia, Rubiales se enfrenta a un presunto delito de lesiones. Pero el caso no forma parte de la entrevista que concedió a Colpisa.

Rubiales evita entrar en temas mínimamente incómodos, como la posibilidad de cambiar la legislación del fútbol para que los jugadores puedan transformarse en árbitros una vez cuelguen las botas. Opta por la ambigüedad: «Yo no digo no a nada, todo se estudiará».

La moción de censura contra Villar planteada por Rubiales ya se encuentra, en todo caso, marcada por la polémica. El debate y la votación quedaron fijados por la federación para el próximo 16 de enero del 2018, pero Rubiales amenaza con llevar la elección de la fecha ante la Comisión Electoral de la RFEF y el TAD, al considerar que así se cercena el derecho de voto de muchos asambleístas. «Es un atropello que el que convoca, que además es parte interesada en que salga que no, lo haga para un día en el que muchos de los asambleístas no pueden venir», indicó el ya expresidente del sindicato de futbolistas, al que sustituyó David Aganzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rubiales cree en la inocencia de los barones imputados que le apoyan