El Dakar apuesta por la diversidad sudamericana para sus 40 años

La veterana prueba comenzará el 6 de enero en Lima

a. Hontang
parís / colpisa

De Perú a Argentina a través de Bolivia, el rali Dakar celebrará sus 40 años de vida con una edición del 2018 (se disputará del 6 al 20 de enero) que pondrá el acento en la diversidad y la riqueza de los terrenos de Sudamérica, esperando que el mal tiempo no amargue la fiesta. Con recorridos sobre arena después de la salida en Lima, la altura en los Andes y dunas hasta la llegada a Córdoba, será un trazado de más de 8.700 kilómetros, con al menos 525 competidores previstos, entre ellos los españoles Carlos Sainz y Nani Roma, según los detalles revelados ayer en París por la organización.

«Vamos a tener condiciones de carrera extremadamente diferentes de un país al otro», subrayó el director de la carrera, Etienne Lavigne, que quiere «sorprender casi todos los días». En Bolivia, que estará en el mapa del Dakar por quinta edición consecutiva, «no serán las mismas especiales, ni los mismos terrenos», explicó. «Apostamos a este evento internacional, que es una gran vitrina. Ahora en el mundo entero se habla de Bolivia», subrayó con entusiasmo en la capital francesa la ministra boliviana de Cultura y Turismo, Wilma Alanoca.

Argentina ha acogido seis de las nueve llegadas del Dakar desde su traslado a Sudamérica, pero por primera vez la meta estará en Córdoba, la segunda ciudad del país y sede de la prueba anual que forma parte del Mundial de rallies (WRC). «Argentina es el único país que formó parte de las diez ediciones en su parte sudamericana», destacó en el acto de presentación Fernando García Soria, subsecretario de Promoción Turística del país albiceleste.

Regreso a Perú

La principal novedad es el regreso de Perú, que no formaba parte del rali desde el 2013. Después de que la salida tenga lugar en Lima, el recorrido anunciado este miércoles incluye dos etapas alrededor de Pisco y San Juan de Marcona, antes de poner rumbo al sur, hacia Arequipa, desde donde los competidores se dirigirán a La Paz por el lago Titicaca. Luego llegará el turno de Argentina, hasta el final del rali el 20 de enero.

Una de las preocupaciones será la posibilidad de un mal tiempo que ponga en dificultad los planes previstos. Lima tuvo que renunciar en agosto del 2015 a acoger la salida del 2016 por el fenómeno climático El Niño, que provoca lluvias torrenciales. En el año 2017, Perú sufrió enormes inundaciones y desplazamientos de tierra que provocaron la muerte de 133 personas en los cuatro primeros meses, según cifras oficiales. «Se están tomando precauciones por si hay más lluvias, pero no se espera que sean con la misma intensidad. Esperamos que no sucedan lluvias con ese nivel», tranquilizó en París el ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Dakar apuesta por la diversidad sudamericana para sus 40 años