Juan Luis Larrea: «Una cosa es que yo sea villarista y otra que dependa de Villar»

Pese a creer en la inocencia del imputado del caso Soule, le advierte que «su puesto ya está amortizado»

José Luis Larrea, presidente de la RFEF, habla para La Voz El presidente de la Real Federación Española de Fútbol atendió a La Voz de Galicia con motivo de su presencia en la inauguración de la sede de la Federación Gallega en Santiago

Desde Galicia la gestión de Ángel María Villar fue reprobada constantemente. También desde la Federación Gallega (RFGF), cuyo presidente, Rafael Louzán, se plantó ante él y pagó el precio de su aislamiento en Las Rozas. El sustituto del suspendido Villar, Juan Luis Larrea (Elgóibar, Guipúzcoa, 1956), arropó ayer la inauguración de la nueva sede de la RFGF en Santiago. Un síntoma de los nuevos tiempos de un dirigente que solo marca tibiamente distancias con su antecesor.

-Lleva desde julio unos meses intensos en la presidencia.

-Sí. Pero si das un paso al frente hay que asumirlo con todas las responsabilidades. El objetivo en este momento es unificar y corregir costumbres o cosas.

-Está en un proceso en reestructuración de la federación.

-Hay personas por encima de los 65 años, a nivel de jubilación. Estamos invitando a personas que puedan desempeñar otras funciones o jubilar. Y rentabilizar todo como la empresa que es.

-Hay sueldos desorbitados.

-Había sueldos... No sé si desorbitados. Lo que gana cada cual suele ser secreto, entre comillas, y hay gente que por antigüedad tenía cifras que no son habituales.

-¿Cuándo habló por última vez con Villar? Usted comentaba que había que darle tiempo para irse.

-Puede ser que la última vez que hablamos fuese el 3 de noviembre. Sí, creo que hay que darle tiempo, él está defendiéndose de unas acusaciones que entiende que no son reales. Cree que es inocente y yo también apostaría por ello. Creo que ilícitamente no se ha llevado un euro. Ha hecho muchísimo en el fútbol y no me gustaría una salida como la que se le está presentando. Desde el 18 de julio habré estado con él cinco veces.

-Pero el sumario recoge indicios y conversaciones muy graves.

-En temas de sumario no quiero entrar. En tema de procedimiento electoral o cosas de estas... cada uno sabe lo que hace en sus campañas.

-¿Se considera villarista?

-He sido villarista toda la vida. Conozco a Ángel desde antes de entrar en la Federación Española. Él era presidente de la Vizcaína y yo de la Guipuzcoana. Él me invita a participar como tesorero.

-¿Y a día de hoy?

-Sí. Yo pienso que los ciclos empiezan y terminan. Yo le decía a él, aunque a lo mejor no le gusta escucharlo, que su puesto está amortizado. Igual él entiende que no, porque la asamblea le votó en mayo. La gente del fútbol hemos confiado en él.

-Pues que Villar se vaya a ir como usted pensaba no casa con que reclame su restitución en el Contencioso-Administrativo.

-Es verdad. No casa. A mí también me tiene un poco desconcertado. Él es «me voy cuando yo quiera, no cuando me echen».

-En las últimas semanas Villar ha visitado varias veces la sede de la federación, ¿es un desafío?

-De las cuatro o cinco veces que estuvo, yo coincidí un día. Se escribió que me había negado el saludo, y no es cierto. Lo comenté con él y me dijo ‘era para no comprometerte’. No creo que haga las cosas espontáneamente.

-¿Un desafío, entonces?

-Puede ser un poco un «aquí estoy». No creo que Ángel sea desafiante pero quiere marcar su territorio, «estoy suspendido, ¿de qué se me acusa?».

-Por su papel tantos años en la federación, ¿cree que acabará apareciendo en la Soule?

-Creo que no. Estoy muy tranquilo.

-Tras la Soule, se esperaban más cambios en la federación. Tiene a Marcelino Maté como vicepresidente.

-Maté está trabajando muy seriamente. Era una persona de mi confianza.

-Se considera villarista, pero, ¿no debería haber más cambios para visualizar una nueva etapa?

-Una cosa es que yo sea villarista y otra que dependa de él, y eso no es cierto. Él tiene sus ideas y los demás las nuestras. La interinidad no te permite tomar decisiones de calado, como haría.

«Es muy de Luis», dice de la amenaza de Rubiales de denunciar a discrepantes

Aunque casi no se deje ver en público, la lucha por la federación tiene un personaje clave, Luis Rubiales, presidente de la AFE. «Se postulaba continuador de Villar -indica Larrea-. Sé que está moviendo teclas. Pero creo que Ángel no debería de salir con una moción de censura». Y advierte del peligro del promotor que pierda: «Si hacen la moción, Ángel María Villar se va a defender, y el voto es secreto, y eso no está ganado. Y si se pierde, ese candidato aparentemente estaría muerto para el fútbol».

-Rubiales envió un comunicado a los afiliados de la AFE amenazándoles con denuncias, mezclando esa idea con la recogida de firmas para forzar su salida.

-A mí me ha sorprendido [la recogida de firmas] porque el colectivo de jugadores no es fácil de movilizar. Es la excepción el que quiere participar. Que haya un movimiento de 500 u 800 firmas... No lo conozco.

-¿Y las amenazas qué le parecen?

-Lo he leído. Es muy de Luis, sí.

-La revista de la federación cuesta un dineral y se usa para atacar a medios de comunicación, como en el último número.

-La revista requiere otro tratamiento. Igual hay que dejarla solo digital, sin imprimirla. Son decisiones por tomar. Y en cuanto a los artículos, los firma Luis Arnáiz personalizando él mismo. A nivel individual no tomaría esas decisiones, pero a nivel colectivo igual se trata. El director maneja la revista de la federación.

-Sí, pero no es suya.

-Sí, te entiendo, y ha escrito contra el Consejo.

-Es la revista oficial, no la de Luis Arnáiz.

-Sí, pero hay un sentido de opinión que él igual entiende como defensa de la federación, y en estos tres meses no me he parado a meter el dedo y hacer más. Hay parcelas autónomas. El de la revista es un tema a tratar, porque no está para defender personalismos. Hay ideas para la revista, pero no están cerradas.

«La Liga, Tebas o quien decida, debe ocupar una vicepresidencia»

La sintonía entre Larrea y Tebas desbloqueó la implantación del videoarbitraje (VAR) en España. «La idea es probarlo muchas veces porque se trabaja en off. La International Board exige un trabajo en unos 70 partidos antes de ponerlo en marcha, con pruebas en partidos en los que ellos no se enteren. Hay que seguir filmando y trabajando para que los equipos que lo van a tutelar luego, estén familiarizados con el VAR».

-¿Cuándo será el primer partido oficial con VAR? ¿Con el inicio de la Liga 2018/19?

-Sería la próxima temporada. Creo que la idea sería implantarlo en la primera jornada. Pero no hemos llegado a tanto.

-¿Cómo define a Tebas?

-Un excelente gestor, un hombre que está haciendo mucho por el fútbol profesional. Está consiguiendo ayudar mucho a los clubes económicamente y es muy suyo. ¿Alguien cree que va a ir a por la federación? En absoluto. Él es partidario de que haya una sintonía entre los dos organismos. La Liga es nuestro hijo predilecto, que salió de la federación. Con el tiempo, La Liga, Tebas o quien él decida, debe ocupar una vicepresidencia. Como está ocurriendo en todos sitios. El fútbol profesional debe tener una vicepresidencia, en la persona que designen ellos. ¿Que quiere ser Javier? Yo no tengo ningún inconveniente.

-¿En el 2020 se ve optando a la presidencia?

-No, no me veo. Tendré 67 años. Estoy en un momento de disfrutar de mis nietos, mi familia, mi ciudad y el tiempo que he estado trabajando. Me acabo de jubilar de la banca después de 47 años y medio. Entré de botones con 16. En este momento me tocó esto. Si hubiera estado trabajando no habría podido coger nunca este cargo. Ahora, ¿que le invierto un año o dos porque me ha tocado? Vale. Lo mejor por la casa. Yo no tengo ganas de postularme contra nadie ni nada. Me encantaría que hubiera una unidad en todo.

Larrea: «Creo que España jugará en Galicia y Holanda podría ser el rival»

P. ALONSO

El proyecto para que la selección española juegue en Galicia y cuya recaudación vaya destinada a las víctimas de los incendios sigue curso

Cuando los incendios devoraron Galicia a mediados del pasado mes octubre, Rafael Louzán entendió que había llegado el momento de utilizar el fútbol para concienciar sobre la problemática de los fuegos. Pensó en un partido amistoso entre España y Portugal, cuya recaudación, en parte, también fuese destinada a las víctimas. El proyecto sigue su curso, aunque el presidente en funciones de la federación española, Juan Luis Larrea, prefiere no dar nada por cerrado todavía. «El procedimiento depende primero de los rivales que podemos tener, luego se habla con el equipo técnico y se dan varias opciones. Dentro de las opciones estará Galicia. No puedo confirmar que la selección pueda venir; yo creo que vendrá. Se hablaba de hacer un partido España-Portugal, pero Portugal ya ha celebrado sus partidos. Hablé con el presidente de la portuguesa en Calcuta. Eso parece que se nos desmonta, pero puede haber rivales que vengan a jugar perfectamente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Juan Luis Larrea: «Una cosa es que yo sea villarista y otra que dependa de Villar»