El atletismo espectáculo que pretende Coe


El atletismo mundial está inmerso en cambios, pero lo que no parece tan claro es la hoja de ruta que seguirá. Desde la llegada de Sebastian Coe a la presidencia de la IAAF hemos estado inmersos en muchas polémicas y algunos escándalos derivados de la mala praxis del anterior presidente Lamine Diack.

Coe está dispuesto a un lavado de cara del atletismo mundial y para ello no tiene inconveniente en realizar una auténtica revolución. Entre las ideas que está barajando está la posibilidad de poner pistas de 300 metros en estadios de fútbol. También comentó la posibilidad de cambios en los grandes eventos atléticos (Campeonato del Mundo y Diamond League). En Londres 2017 se pudo apreciar una racionalización en el programa del Campeonato del Mundo, con menos sesiones matinales, con una mayor atención a las semifinales y finales en la sesión de tarde.

En Doha 2019 tendrá que elaborarse un nuevo horario, ya que el clima obliga a que tengamos variaciones considerables en lo que hemos visto hasta ahora. Esas condiciones climáticas obligarán, entre otras cosas, a que las pruebas de fondo sean de noche.

Sebastian Coe admitió que el atletismo, con la marcha de Usain Bolt, está carente de un referente mediático. No se trata solo de encontrar un atleta que domine el esprint mundial, se trata de un atleta que domine el estadio, que tenga opinión y que llegue al gran público. Está opinión de Coe tiene gran relevancia, porque viene a decir que lo que prima es el negocio del entretenimiento por encima del valor deportivo, algo que era lo que históricamente ha sido uno de las señales de identidad del atletismo.

Parece que el concepto del atletismo clásico pierde terreno en busca de un atletismo espectáculo que llevará, inexorablemente, a la perdida de muchas de las señas de identidad del atletismo en beneficio del espectáculo.

A raíz de las declaraciones de Trump contra los jugadores de la NFL que protestan, durante el himno de EE.UU., por las condiciones de los afroamericanos (su esperanza de vida es 5 años inferior a los estadounidenses de raza blanca), Coe afirmó que considera que los atletas tienen derecho a la protesta. En Moscú 2013 se le prohibió a los atletas protestar contra las políticas rusas de discriminación a los homosexuales. La sueca Emma Green saltó con las uñas pintadas con la bandera arcoíris, símbolo de la diversidad e inclusividad.

Votación
0 votos
Tags

El atletismo espectáculo que pretende Coe