El hito de dos amos del tenis mundial

Paulo Alonso Lois
PAULO ALONSO REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

España liderará el lunes la ATP y la WTA con Nadal y Garbiñe, un logro inédito de un país desde el 2003

10 sep 2017 . Actualizado a las 18:26 h.

Uno acabó el 2015 preguntándose en la soledad de su habitación de hotel por qué le atacaba la ansiedad. Otra llegó a perder en los últimos meses contra tres rivales más allá del puesto 70 de la WTA. Pero tanto Rafa Nadal (Manacor, 1986) como Garbiñe Muguruza (Caracas, 1993) se levantan cada cierto tiempo gracias a su capacidad para reinventarse. Tan parecidos por su talento, tan diferentes por sus condiciones. El lunes coincidirán como los dos amos del tenis mundial. Ningún país había mandado al mismo tiempo al frente de los ránkings masculinos y femeninos desde el 2003. Un logro todavía inédito para potencias como Francia, Australia y el Reino Unido.

«En cada cumpleaños, cada vez que soplaba las velas, el deseo siempre era el mismo: ser la mejor. Y ahora ha llegado», explicó Garbiñe en un vídeo en cuanto se consumó su ascenso a la cumbre. Fue a media tarde del miércoles. El US Open se había descorchado con cuatro candidatas al número uno mundial. Y las derrotas de Halep primero, Svitolina después y Pliskova por último, convirtieron en líder a la tenista hispanovenezolana, que había perdido en octavos frente a Kvitova. Nunca antes había liderado el tenis mundial Muguruza, valiente, agresiva, completa, y también inestable, airada y directa en los malos momentos, incluso cuando los micrófonos captan sus diálogos con su entrenador, Sam Sumyk, en los descansos de algunos torneos. Si deja atrás esa irascibilidad, el liderato del tenis mundial será una anécdota y marcará una época, tal como apuntan todos los analistas.

Nadal no dependía de tantos jugadores para mantener su número uno del mundo en cuanto terminase el último grand slam del año. Pero el otro candidato era un tal Roger Federer. Ya en la madrugada de ayer en España, el suizo perdió ante Juan Martín del Potro por 6-4, 3-6, 7-6 y 6-4 y confirmó la permanencia del español al frente del ránking durante otra semana más. La mentalidad de Nadal para aferrarse a la cumbre se da por descontada. Será su físico el que dicte cuánto se prolonga su permanencia al frente del ránking mundial. Se aupó al número uno por primera vez en agosto del 2008, lo recuperó en un par de ocasiones y hace 20 días lo alcanzó por cuarta vez.