Villar y su hijo Gorka salen de prisión tras pagar las fianzas

El juez Santiago Pedraz les había impuesto una fianza de 300.000 y 150.000 euros que ambos han depositado esta mañana en el juzgado

Villar sale de la cárcel El expresidente de la RFEF ha abonado la fianza de 300.000 euros impuesta por el juez

Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) suspendido temporalmente y su hijo Gorka han salido de la prisión de Soto del Real (Madrid) tras pagar las fianzas de 300.000 y 150.000 euros, respectivamente, que ayer les impuso el juez del caso Soule, Santiago Pedraz.

Padre e hijo han abandonado la prisión madrileña sobre las 19.00 horas ante los decenas de periodistas que les esperaban a las puertas de la cárcel, donde ingresaron el pasado 20 de julio sin posibilidad de fianza por orden de Pedraz. Según han informado fuentes de la Audiencia Nacional, ambos han depositado esta mañana en el juzgado las fianzas, por lo que el juez ha dictado su libertad tras doce días en la cárcel madrileña.

Tras salir de la cárcel, Villar ha expresado su agradecimiento a «todas aquellas personas» que han confiado «privada y públicamente» en él. El presidente de la RFEF, que no ha admitido preguntas de los periodistas, ha agradecido también la «defensa privada y pública» de él, de su hijo, Gorka Villar, y del vicepresidente económico de la RFEF Juan Padrón por parte de esas mismas personas, a las que no ha mencionado expresamente.

«También quiero dar las gracias a los presos del Módulo 1 por el cariño y el afecto que han tenido con nosotros. Les deseo que tengan suerte en sus litigios y espero verles en la calle», ha señalado.

Libertad bajo estricto control para Villar

Melchor Sáiz-Pardo

El juez fija una fianza de 300.000 euros para el presidente de la RFEF porque ya no puede ocultar pruebas, le prohíbe salir de España y lo obliga a estar localizable las 24 horas del día

Villar saldrá de la cárcel tras pasar en prisión diez días. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz le impuso una fianza de 300.000 euros al entender que el todavía presidente (suspendido cautelarmente) de la Federación Española de Fútbol ya no tiene maniobra para ocultar las pruebas de la supuesta red clientelar que tejió durante años y que fue destapada en la operación Soule de la Guardia Civil.

El magistrado también abre la puerta a que su hijo Gorka, encarcelado el pasado 20 de julio junto a su padre, pueda abandonar la cárcel si abona una caución de 150.000 euros. En el caso del tercer encarcelado por la trama corrupta, el vicepresidente económico de la RFEF, Juan Padrón, deberá hacer efectiva una fianza de otros 300.000 euros.

Seguir leyendo

Pedraz también impuso ayer una fianza de 300.000 euros al presidente económico de la federación, Juan Padrón, quien, según fuentes jurídicas consultadas por Efe, ha realizado una transferencia esta mañana para pagar el dinero, con lo que podría salir también en libertad hoy.

El magistrado de la Audiencia Nacional les puso esas fianzas al considerar que no existe riesgo de fuga al haberse practicado ya las diligencias consideradas urgentes en esta causa, entre ellas la declaración de los principales imputados, y «difícilmente podrían obstaculizar la instrucción». Una vez queden en libertad, Villar y su hijo (y también Padrón, cuando el juez autorice su salida de la cárcel) tendrán la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado más próximo a sus domicilios, deberán entregar el pasaporte y facilitar además un teléfono móvil donde puedan estar localizables si son requeridos en cualquier momento para ponerse a disposición del juzgado.

El que fuera presidente de la RFEF durante 29 años fue detenido el pasado 18 de julio y conducido a prisión dos días después por haber tejido, según el juez, un «entramado» y una red de «clientelismo» que permitió el desvío de millones de fondos públicos y privados del ente federativo. Al menos desde 2009, Villar usó varias sociedades para el desvío del dinero y estableció un «clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares, como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente bien a través de familiares».

Villar pudo haber concedido «beneficios a algunos de los presidentes de las federaciones en cuyo ámbito no tenía asegurado el apoyo, disponiendo del patrimonio ajeno que administra, esto es, el de la RFEF» con el objetivo de garantizar «la mayoría necesaria» para ser reelegido. En cuanto a su hijo Gorka, el juez cree que resultó, a través de su empresa Sports Advisers, el «mayor beneficiado a través de su padre» del dinero desviado de la RFEF.

La empresa del hijo de Villar cobró diferentes cantidades en conceptos de asesoría jurídica posiblemente irregulares en relación a los partidos disputados entre la Selección Española y Corea del Sur en 2010 y 2012, y otros con Chile en 2008, 2011 y 2013, con México en 2010, con Colombia en 2011 y 2017 y con Argentina en 2009 y 2011. De los 27 investigados por el caso Soule aún quedan por declarar 11 imputados, que el juez citará en los próximos meses. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Villar y su hijo Gorka salen de prisión tras pagar las fianzas