Ángel María Villar, suspendido provisionalmente un año como presidente de la federación

La decisión, que implica a Padrón, es «revisable en función de cómo se produzcan los acontecimientos»

Villar, suspendido provisionalmente un año como presidente de la federación La decisión, que implica a Padrón, es «revisable en función de cómo se produzcan los acontecimientos»

Colpisa / Madrid

En prisión desde el pasado día 20 y en el cargo de presidente desde hace 29 años, Ángel María Villar ya no puede ejercer como máximo dirigente de la Federación Española de Fútbol (RFEF).

El día después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) le abriese expediente disciplinario como paso previo obligado a una futura inhabilitación definitiva, la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) decidió suspender de su cargo a Villar, «motivadamente y de forma cautelar y provisional, por un período revisable de un año».

También suspendió durante el mismo período de tiempo al vicepresidente económico de la RFEF encarcelado en Soto del Real, Juan Padrón, a quien, al igual que a Villar, se le imputan los delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes. «Dicha suspensión puede ser reconsiderada en función de cómo se vayan produciendo los acontecimientos», anunció el presidente del CSD, José Ramón Lete, en alusión al castigo impuso a Villar y Padrón. Es decir, en función de la investigación judicial que lleva a cabo el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

La «Operación Soule» conmociona al fútbol español La detención de Ángel María Villar y sus más estrechos colaboradores ha sido la consecuencia inmediata de las investigaciones de la UCO

Como era previsible, la Comisión Directiva del CSD, presidida por José Ramón Lete, aprobó este martes «por unanimidad», la suspensión cautelar de Villar, para acabar con el eterno mandato del dirigente vasco al frente del RFEF.

La inhabilitación de Villar solo podrá ser ordenada por el TAD y, probablemente no podría decretarse hasta que el hasta este martes presidente de la RFEF fuese juzgado y condenado por el escándalo de corrupción que le ha llevado a prisión. En cualquier caso, Villar ya no puede mandar, al menos durante un año, en el organismo federativo que ha manejado a su antojo durante casi tres decenios y con «presuntas irregularidades», como las calificó tras la reunión de la Directiva José Ramón Lete, que se limitó a leer el comunicado con las decisiones aprobadas y no admitió ningún tipo de presunta.

Tampoco habló en la sede del CSD tras una reunión de menos de dos horas el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, miembro de la Comisión Directiva de la que también forma parte su homólogo en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, en este caso defensor del dirigente bilbaíno.

«Sí, sí, la suspensión cautelar se ha adoptado por unanimidad», respondió Lete cuando ya abandonaba la sala en la que hizo público el esperado acuerdo y se le reclamó a gritos por parte de los periodistas, sin éxito, si podía aceptar preguntas u ofrecer alguna otra explicación.

La Comisión Directiva del CSD también decidió que el organismo gubernamental se persone como acusación particular en la causa abierta contra Villar en la Audiencia Nacional, en la denominada operación Soule, «en el momento procesal oportuno, siguiendo los criterios de la Abogacía del Estado».

«En el caso de Padrón hemos decidido solicitar a la RFEF la información que certifique si pertenece a algún órgano de gobierno y control, de forma que su suspensión quedará supeditada a esta certificación», añadió Lete durante su breve comparecencia.

El CSD también reclamará a la RFEF, cuya asamblea general se celebrará hoy, «a que active los mecanismos de sustitución establecido en sus Estatutos», con el fin de que el organismo federativo nombre una comisión gestora provisional que sería la encargada de convocar elecciones a la presidencia.

En caso de que la RFEF no atendiese la exigencia y mantuviese la situación de desgobierno en el organismo con sede en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sin nombrar un sustituto o sustitutos de Villar, el CSD también podría pasar a tutelar la RFEF nombrando una comisión gestora.

La asamblea general de hoy, bajo vigilancia

Hoy se celebrará en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas la asamblea general de la RFEF prevista para el pasado día 20 y que debió ser aplazada por la detención de Villar. En la reunión estarán presentes, como representantes del CSD, el subdirector de Régimen Jurídico, Ramón Barba, y el subdirector general de Alta Competición, Carlos Gascón. La asamblea federativa estará, de este modo, bajo vigilancia de dos altos cargos del organismo gubernamental. A última hora de ayer se especulaba con que Juan Luis Larrea presidirá de forma interina la asamblea, según informaron a Efe fuentes federativas.

En la cita se deberán aprobar los grupos de Segunda División B y el calendario de dicha categoría, pero ya no se votarán las cuentas del 2016, bajo sospecha. La junta directiva de la RFEF acordó en su reunión de este martes retirar del orden del día el punto relativo a la aprobación de las cuentas del ejercicio 2016 y el referente a los asuntos jurídicos.

«Debido a las circunstancias especiales de todos conocidas, la Junta Directiva de la RFEF, y con el principio de extremar al máximo el criterio de prudencia contable, aplicado a la presentación de las cuentas del ejercicio 2016, ha decidido retirar este punto del orden del día, de la Asamblea General», indicó la RFEF en una nota de prensa. Este tema será tratado en una próxima Asamblea General y que en la de hoy tampoco se tratará el que estaba incluido como punto 5 del orden del día correspondiente a los asuntos jurídicos.

La reunión de ayer contó con la participación de los presidentes del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y de la Real Sociedad, Jokin Aperribay. Ambos asistieron pese a la recomendación de LFP a sus clubes de no acudir a la misma por entender que no estaba convocada de acuerdo a la normativa. La RFEF no confirmó las nuevas incorporaciones y bajas en la junta directiva.

La federación citó también su Comisión Delegada, integrada desde las elecciones del 22 de mayo por los presidentes de las territoriales de Asturias, Maximino Martínez, Cantabria, José Ángel Peláez, Cataluña, Andreu Subies y Castilla León, Marcelino Maté. Los clubes Málaga, Cádiz, Unión Viera y Zamudio, los jugadores Queco Piña y Manuel Diego Tello, el seleccionador Julen Lopetegui en representación de los entrenadores y el colegiado extremeño Jesús Gil Manzano en nombre de los árbitros también son parte de la misma.

La LFP, que reclama la intervención judicial de la RFEF, también ha solicitado a los clubes profesionales que no acudan a la asamblea de hoy. «Se tratarán puntos relacionados con la causa objeto de investigación, así como corresponde a dicho órgano la aprobación de aspectos controvertidos y objeto de investigación y modificaciones estatutarias perjudiciales para los intereses de la LFP y sus entidades asociadas», subraya.

Solo dos meses después, la RFEF debe elegir un nuevo órgano de gobierno y control

La RFEF tendrá que tomar una decisión sobre la presidencia, solo dos meses después de constituir una nueva asamblea hasta el año 2020. De acuerdo a sus estatutos (artículo 34.7), «en supuestos de ausencia... que impida transitoriamente desempeñar sus funciones, el presidente será sustituido por los vicepresidentes en su orden; en defecto de ellos, por el tesorero y, en última instancia, por el miembro de mayor antigüedad de la junta directiva, o por el de más edad si aquella fuera la misma». Lete exigió «un órgano de gobierno y control» del ente federativo.

Votación
9 votos
Comentarios

Ángel María Villar, suspendido provisionalmente un año como presidente de la federación