La corrupción acorrala a Ángel María Villar

El presidente de la federación, su hijo Gorka y varios directivos fueron detenidos ayer en el marco de la operación «Soule», acusados de cobrar mordidas y saquear el órgano director del fútbol español

La «Operación Soule» conmociona al fútbol español La detención de Ángel María Villar y sus más estrechos colaboradores ha sido la consecuencia inmediata de las investigaciones de la UCO

madrid / colpisa

La Guardia Civil, Anticorrupción y el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz pusieron ayer punto y final a treinta años de carrera pública de Ángel María Villar. Un año y medio de investigaciones de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado y cuatro meses de pinchazos muy comprometedores han sacado a la luz una gran trama corrupta en la cúspide de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la que el propio Villar y su hijo Gorka, que nunca ha figurado formalmente en la institución, ocupan el más alto de los escalones.

Los dos fueron arrestados en el marco de la denominada Soule (que toma el nombre de un antiguo juego de pelota francés) y en la que también fueron detenidos el vicepresidente de la Federación y presidente de la Tinerfeña, Juan Padrón, y el secretario de esa territorial, Ramón Hernández Baussou.

 Están investigados por los delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental. No obstante, avisaron mandos del operativo, la trama corrupta alcanzaría a otra decena de personas y a otras federaciones, particularmente a la valenciana, la andaluza, la melillense y la balear. En todas ellas, los agentes del instituto armado reclamaron documentación sobre contratos y adjudicaciones a empresas bajo sospecha.

En esencia, la investigación, que hunde sus raíces en las primeras semanas del 2016, tras una denuncia formulada por el CSD, tiene dos vertientes: el cobro de mordidas millonarias y el saqueo de la federación. Y los Villar estarían en el epicentro de ambas.

Padre e hijo -así lo confirman los pinchazos telefónicos- llevarían años comisionando por la organización de partidos de la selección nacional. Supuestamente, forzaban a las federaciones extranjeras contra las que iba a jugar España a contratar los servicios inflados de sociedades de Gorka Villar, como la asesora deportiva de la que es administrador único Sports and Advisers, y que factura cerca de un millón de euros anuales. También están bajo la lupa de los investigadores otras dos de sus sociedades, Cervantilandia SL y Acomodalia SL. En palabras de la Fiscalía: «Villar presuntamente pudiera haber impulsado la celebración de partidos entre la selección española de fútbol y otras selecciones, consiguiendo de esta manera contraprestaciones para la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo». 

De acuerdo con las investigaciones, los encuentros internacionales por los que los Villar habrían cobrado coimas serían, entre otros, el España-Corea del Sur en junio del 2016; el España-Bosnia, en mayo de ese mismo año, o un Argentina-España en septiembre del 2010. No obstante, las supuestas irregularidades se remontarían al 2009.

La «Operación Soule» conmociona al fútbol español La detención de Ángel María Villar y sus más estrechos colaboradores ha sido la consecuencia inmediata de las investigaciones de la UCO

Pero la operación Soule no se agota en los partidos internacionales bajo sospecha. Los investigadores sostienen que Villar y su entorno se dedicaron también a vaciar a las arcas de la RFEF para pagar favores, y sobre todo apoyos, a las federaciones amigas, a las que recompensaban por el respaldo a la gestión del todavía presidente, al que habrían ayudado en su reciente reelección. Y es ahí donde entran en juego también los otros dos detenidos, Padrón y Hernández Baussou. «El vicepresidente económico de la RFEF se habría excedido en sus facultades de administración del patrimonio de la federación, causando perjuicio a la misma; habría favorecido la contratación de sociedades de las que habría obtenido un beneficio propio en forma de contraprestación económica y habría participado, junto con el secretario general de la federación tinerfeña, en una operativa continuada de apropiación de fondos de dicha federación, a través del desvío a una sociedad gestionada por ambos», según informó Anticorrupción. Villar habría dado el visto bueno. 

Registros y allanamientos

En esta segunda parte de la trama estaría incluido también el presidente de la Federación Valenciana de Fútbol, Vicente Muñoz

La operación Soulé se saldó, además, con una docena larga de registros, entre ellos los domicilios de los Villar, las sedes de la federación nacional y de la tinerfeña, así como varios despachos y sedes de empresas de Gorka Villar. La operación desatada no guarda relación con la investigación abierta en un juzgado de Majadahonda en la que se investiga a Villar por el posible desvío de 1,2 millones de euros procedentes de subvenciones públicas. Está previsto que los detenidos, tras ser interrogados, sean puestos a disposición de la Audiencia Nacional entre mañana y el jueves. 

Mordidas

Supuestamente, Villar contrataba partidos de la selección obligando a la federación contraria a contratar los servicios de sociedades de su hijo. Del mismo modo, Juan Padrón habría favorecido la contratación de servicios en la Española a empresas de las que habría obtenido él algún beneficio. 

Saqueo 

Utilizarían dinero de la federación para pagar favores en las territoriales a cambio del voto en las elecciones a la presidencia.

Un asiduo de los juzgados

Villar tiene otras causas abiertas, como el de las subvenciones para Haití, las ayudas al Recre o el irregular proceso electoral

Iván Antelo

A estas altura, ya no sorprende que Ángel María Villar haya sido detenido en la mañana de ayer. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) hace años que visita los juzgados, investigado por supuestos escándalos de corrupción. Procesos que todavía siguen abiertos. 

¿Quién lo ha denunciado?

El exsecretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, ha sido uno de los pocos que intentó plantar cara a Villar, instándolo a que cumpliera la ley. El expresidente del CSD cesó de sus funciones cansado de luchar contra corriente, pero antes de abandonar denunció una serie de anomalías que ahora han derivado en la investigación que dirige el juzgado central número 1, con el juez Pedraz a la cabeza. 

¿Acumula otras causas?

Sí. Aunque ahora la cúpula de la federación está sujeta a examen por la operación Soule, Villar está siendo investigado por otras muchas y variadas causas, buena parte de ellas denunciadas por Miguel Galán: la utilización irregular de subvenciones con destino a Haití», las ayudas al Marino y Recre, el caso de las camisetas y las irregularidades electorales. 

¿Qué es el caso Haití?

El Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda admitió a trámite una denuncia presentada por Miguel Ángel Galán contra Villar y lo ha declarado como investigado (antes imputado), por una subvención de 1,2 millones de euros concedida en el año 2010 por el CSD a la federación, que la había solicitado para planes de cooperación (entre ellos, proyectos en Haití). La federación no justificó los gastos ni su destino y el CSD reclamó su devolución, más los intereses de demora (300.000 euros). Villar intentó mitigar el golpe devolviendo de forma preventiva el dinero, pero la investigación sigue en curso. 

¿Hubo trato de favor al Marino y al Recre?

Villar también está imputado por el juzgado de Majadahonda por el caso del Recre y del Marino, en otra denuncia de Galán. Consiste en una presunta malversación de fondos, administración desleal, prevaricación y corrupción deportiva, tras el supuesto trato de favor a los equipos de fútbol Recreativo y Marino (de Tenerife) en la concesión de préstamos.

¿En qué consiste el caso Camisetas?

Hace unos días, Galán estaba dispuesto a realizar una nueva denuncia en otro supuesto ejercicio de corrupción de la federación, el «caso Camisetas». Una página oficial de la RFEF subastó artículos relacionados con la selección (invitaciones para cenas de gala, camisetas...) y se sospecha que su recaudación fue destinada para financiar la última campaña electoral de Villar (dirigida por su hijo Gorka). 

¿Hubo irregularidades electorales?

Hace unos meses, se celebraron las elecciones a la federación. En ellas, Jorge Pérez intentó desbancar a Villar, pero no pudo. El exsecretario general denunció toda una serie de irregularidades que ahora deberá investigar la justicia ordinaria, tras la inhibición del Tribunal Administrativo del Deporte. Los argumentos son múltiples. Por una parte, entienden que el proceso electoral ha estado adulterado desde el principio porque Villar se puso al frente de la Junta Gestora de la federación y desde ahí hizo campaña a su favor. Lo hizo, aprovechándose de que la proclamación de candidatos no es hasta semanas después de la elección de asambleístas, que es en realidad en donde se decide todo. Además, se quejan de la parcialidad de la Comisión Electoral de la RFEF, en concreto de Francisco Rubio, al que acusan de haber llevado todo el control en el recuento de votos. Dicen que este miembro fue el que decidió qué votos valían y cuáles no, a pesar de que hubo cerca de mil que llegaron fuera del plazo (y fueron aceptados) y otros presentaban diversas irregularidades. También que los presidentes de las territoriales incumplieron su deber de imparcialidad.

Un engranaje feudal para perpetuarse en el cargo durante casi tres décadas

 Villar es presidente de la RFEF desde 1988. Solo cuatro jugadores de la selección habían nacido: Iniesta, Ramos, Piqué y Silva.

¿Por qué Villar lleva 29 años al frente de la federación española?

Porque ha conseguido montar una red feudal, en la que las federaciones territoriales ejercen su poder sobre sus jugadores y sus clubes, que son a la postre los que votan. Un engranaje perfecto que solo se entiende por la existencia de un sistema electoral arcaico, seudodemocrático.

¿Quién lo ha mantenido ahí?

Solo tres presidentes de federaciones territoriales apostaron por el cambio en las últimas elecciones (Galicia, Andalucía y Aragón). El resto son cómplices. Los otros votantes sempiternos de Villar, elección tras elección, son la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), liderada por Luis Rubiales, y el Comité Técnico de Árbitros (CTA), dominado por Victoriano Sánchez Arminio. Estas amistades suponen controlar el 75 % de la asamblea de la RFEF. De ahí que ya ni haya elecciones.

¿Tiene oposición?

Sí. El problema es que no son capaces de derribar el sistema medieval armado. Gente como Javier Tebas, presidente de la Liga; Jorge Pérez, exsecretario general de la RFEF; o Miguel Galán, precandidato que ha denunciado en los juzgados multitud de supuestos delitos de Villar, han cuestionado en numerosas ocasiones la forma de actuar de la federación española.

Presidente eterno, sospechoso habitual

josé m. fernández

El fútbol español no había conocido otro presidente desde 1988. Ahora, la justicia parece haberle acorralado

El honrado, humilde, familiar y cercano Ángel María Villar tenía truco. Veintinueve años después de su desembarco en la Federación Española de Fútbol, la justicia parece a punto de poner fin a un octavo mandato, apenas recién iniciado. A Miguel Cardenal, el presidente del CSD que empeñó su prestigio en limpiar los despachos, probablemente le costó la continuidad poner en marcha los mecanismos que, esta vez sí, están a punto de poner fecha de caducidad a quien no parecía tenerla, al ya no tan eterno presidente del fútbol español. A un superviviente aferrado a los invisibles hilos del intercambio de favores.

Seguir leyendo

El devorador de secretarios generales y fiel escudero de Villar

a. c.

Cuando Ángel María Villar alcanzó la presidencia de la Federación, Juan Padrón tenía 52 años y ya contaba con voz y mando

Cuando Ángel María Villar alcanzó la presidencia de la Federación Española de Fútbol (1988) Juan Padrón tenía 52 años y ya contaba con voz y mando en el edificio de la calle Alberto Bosch (antigua sede federativa). El neófito presidente mantuvo al tinerfeño en el cargo y este solo tardó un año en cobrarse su primera víctima: el secretario general, Agustín Domínguez.

Empezaba así a labrarse Padrón su merecida fama de devorador de secretarios generales. Y salió vencedor en todas las disputas que mantuvo con estos. Logró echar a Domínguez, posteriormente a Gerardo González y, últimamente, también ganó el pulso a Jorge Pérez, al que llegó a relegar al ostracismo arrebatándole todas sus funciones y dejándolo durante meses como mera figura decorativa. Era la forma de actuar del fiel guardaespaldas de Ángel María Villar.

Seguir leyendo

Gorka Villar, el brazo ejecutor que se extiende hasta Sudamérica

I. TYLKO

«De mi padre he aprendido a ser honrado», aseguraba hace apenas dos meses Gorka Villar

«De mi padre he aprendido a ser honrado», aseguraba hace apenas dos meses Gorka Villar (Bilbao, 1975) públicamente. Encargado de dirigir la última campaña electoral de Ángel María Villar, y ahora detenido como él, se defendía así de las acusaciones de corrupción vertidas por el opositor Jorge Pérez.

Abogado especializado en derecho deportivo, Gorka ha desarrollado su fulgurante carrera al abrigo de su progenitor. Aunque nunca ha ocupado cargo oficial en la RFEF, sí ha promovido congresos y cursos, medió para la celebración de partidos amistosos y realizó labores de asesoramiento jurídico para varias territoriales españolas, con minutas de hasta 30.000 euros.

Seguir leyendo

Parálisis en el fútbol español

Con Villar detenido y sin junta directiva, la federación está sin control y la Asamblea de mañana queda aplazada

Iván Antelo

El fútbol español se encuentra ahora mismo fuera de control. Con Villar detenido, nadie de la Real Federación Española de Fútbol puede asumir las riendas del organismo que rige el balompié español. Y la primera medida ha sido suspender todos los actos previstos para hoy (reunión de la mutualidad), mañana (Asamblea General) y pasado.

Los estatutos de la federación explican en su artículo 34 punto 7 que «en supuestos de ausencia, enfermedad o cualquier otra causa que impida transitoriamente desempeñar sus funciones, el presidente será sustituido por los vicepresidentes, en su orden; en defecto de ellos por el tesorero y, en última instancia, por el miembro de mayor antigüedad de la junta directiva, o por el de más edad, si aquella fuera la misma».

Pero el problema es que Villar se encuentra ahora mismo sin directiva por culpa de unas disputas internas que intentó solventar dilatando los nombramientos hasta el día de hoy, que era cuando tenía pensado realizarlos. El 22 de mayo, la asamblea de la federación proclamó presidente a Villar y en estos dos últimos meses intentó sofocar las presiones de presidentes de territoriales afines que le pedían el relevo de Juan Padrón, su mano derecha. El dirigente vasco dilató al máximo su decisión y ahora la RFEF se encuentra sin opción para autogestionarse. 

Pendientes del CSD

Esta solución de bloqueo temporal solo tiene tres salidas: que Villar sea puesto en libertad, sin cargos, y que todo siga igual; que dimita o sea inhabilitado por un juez, la FIFA o el CSD, y en ese caso se nombraría una junta gestora y se convocarían elecciones (artículo 37.8); o que sea el Consejo Superior de Deportes el que asuma de forma temporal el control hasta que se estabilice todo.

Cabe recordar que la RFEF, como el resto de federaciones deportivas, funcionan por delegación del CSD. Por lo tanto, se espera que sea el órgano que preside Lete el que asuma las riendas, si el proceso se dilata. El propio secretario de Estado para el Deporte lo reconocía ayer: «si tenemos que tutelar, tutelaremos». 

Retraso en los calendarios

No en vano, la situación es de suma urgencia. En la Asamblea General que se iba a celebrar mañana en Las Rozas tenía que aprobarse todo el calendario de la temporada. Desde la Liga de Fútbol Profesional se presiona para que se realice cuanto antes porque entienden que el aplazamiento causa un grave perjuicio a las competiciones. Fuentes federativas señalaron a La Voz que «lo normal es que se realice la semana que viene», porque «no podemos esperar mucho más». Y eso solo pasa porque el CSD asuma las riendas lo antes posible.

Lete: «Actuaremos con toda la contundencia de la ley y si tenemos que tutelar, tutelaremos»

El presidente del Consejo Superior de Deportes demuestra que la detención de Villar es una muestra de que «el estado de derecho funciona»

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, consideró que la detención de Villar demuestra que «el estado de derecho funciona», si bien reconoció que «no es buena para la imagen del deporte español». «Vamos a ser prudentes y a estar expectantes a próximos movimientos. Las diligencias son secretas y, por tanto, no sabemos nada pero actuaremos con toda la contundencia de la ley», dijo el presidente del Consejo Superior de Deportes. Lete garantizó asimismo «el correcto funcionamiento de la RFEF y de la competición deportiva» en caso de que tengan que «tutelar» la entidad federativa tras la detención de Villar. «Vamos a esperar posibles acontecimientos. Si tenemos que tutelar, tutelaremos que la competición se desarrolle como debe», abundó.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La corrupción acorrala a Ángel María Villar