Un Tour muy abierto y con menos españoles que nunca


Siempre es duro un Tour de Francia. Más allá de que tenga más o menos llegadas en alto o más o menos etapas contrarreloj. Va a ser una carrera muy disputada, que se puede perder en cualquier etapa porque toman la salida doscientos ciclistas, que no sé si son los mejores del mundo, pero sí sé que llegan en su mejor momento de forma de la temporada porque así lo han programado.

La primera semana siempre es de mucho estrés, con la amenaza de las caídas presente en cada kilómetro y con alguna ratonera que pueda colocar la organización para sorprender a los corredores en la etapa más inesperada. Una de las circunstancias que se pueden destacar en la edición de este año es que parece que los equipos están más igualados que en anteriores Tours, donde el Sky era muy superior a sus rivales. Esa igualdad no quiere decir que Froome no se mantenga, en mi opinión, como el gran favorito para ganar de nuevo la ronda francesa porque, a fin de cuentas, es el que se ha llevado la victoria en las últimas ediciones. Astana y BMC parecen dos buenos escuadras, con un buen bloque en ambos conjuntos. Y cuidado con Richie Porte. Es decir, que el Tour puede ser bastante más que un duelo entre Quintana y Froome.

Por lo que respecta al recorrido, y pese a que puede parecer que favorece más a los especialistas en la montaña que a los contrarrelojistas, solo hay que recordar lo que sucedió en el último Giro para tener cuidado con ese pronóstico. Tom Doumolin, con más perfil de especialista contra el crono que de escalador, batió a un Quintana que era el gran candidato para todos para hacerse con la victoria. Como suele suceder en este tipo de pruebas de tres semanas, ganó el corredor más completo.

Por último, conviene destacar lo que sucede con los corredores españoles en la presente edición de este Tour. Serán solo trece los que participen en la ronda gala, la cifra más bajas desde hace muchísimos años. Trece de cerca de doscientos, pero que es el fiel reflejo de cuál es la situación del ciclismo español hoy en día. Solamente hay dos equipos profesionales, el Movistar y el Caja Rural. Se mantienen muy buenos ciclistas, como Valverde y compañía, pero que tienen ya sus años y habrá que ver qué sucede cuando se retiren, porque el paso a profesionales cada vez es más complicado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Tour muy abierto y con menos españoles que nunca