Un año de sanción a dos jugadores por insultar y agredir a un árbitro

El colegiado recibió el golpe de una botella en la cabeza tras los lanzamientos realizados por los futbolistas del Fisterra de veteranos

.

Carballo / La voz

Una sanción ejemplar. Así se podría definir el castigo impuesto por el comité de la Asociación Liga da Costa de Veteranos contra dos jugadores del Fisterra por los altercados ocurridos el pasado fin de semana en el campo de fútbol de Ara Solis. Los rectores del fútbol veterano castigaron a los centrocampistas José Manuel Martínez Abuelo y Mamadou Mbengue con un año sin poder jugar un partido con el cuadro fisterrán por insultar gravemente y agredir al colegiado a la conclusión del choque.

Se trata de una de las sanciones más duras aplicadas por el comité desde su puesta en marcha hace 14 temporadas. Solo se recuerdan cuatro casos similares al de este fin de semana y solo un jugador sufrió más castigo que los dos integrantes del Fisterra: tres años sin jugar por agresión grave contra otro deportista en un partido de fútbol.

Esta sanción es definitiva, según confirmaron ayer desde el comité, y de ejecución inmediata. Para fijarla se celebraron entre el lunes y el martes varias reuniones entre el comité y la asamblea. La gravedad de los hechos en Ara Solis obligaba a hilar muy fino para que no se vuelvan a repetir hechos como los acaecidos este fin de semana. En la Asociación de la Liga da Costa de Veteranos quieren cortar de raíz con episodios «graves» como los acaecidos el pasado fin de semana en el campo fisterrán. 

De guante blanco

Este fin de semana se disputaba el choque correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Copa de Veteranos entre el Fisterra y el Coristanco, que concluyó en tablas (2-2) y que permitió el pase de los coristanqueses a semifinales tras vencer en la ida por la mínima (3-2). El encuentro en el campo de Ara Solis estaba siendo de guante blanco hasta el minuto 85, cuando el cuadro visitante lograba igualar la contienda (2-2) gracias a un gol de Carliños. Instantes después, el colegiado expulsaba a Mamadou Mbengue. El acta arbitral es clara al respecto: «Se pone enfrente de mí gritándome e insultándome 'Maricón de mierda, racista' repetidas veces antes de abandonar el terreno de juego».

Pero lo peor vino a la conclusión del encuentro. Cuando los dos equipos y el colegiado enfilaban rumbo a los vestuarios dos jugadores del equipo local, uno de ellos desde el banquillo, fueron a por el colegiado y le arrojaron dos botellas de litro y medio llenas de agua. El colegiado logró esquivar una, pero la otra le golpeó en la cabeza, según confirmaron ayer desde el comité del fútbol veterano, e intentaron agredirlo. El acta es clara: «José M. Martínez Abuelo viene corriendo a gran velocidad, en actitud agresiva, insultándome y gritándome 'Hijo de puta, tíñate que matar, sinvergüenza, notábase ben con que ías'».

Por suerte, la situación no fue a mayores gracias a la rápida intervención de jugadores de ambos equipos y directivos del Fisterra. Pero el colegiado solicitó la presencia inmediata de la Guardia Civil, que envió al Ara Solis dos patrullas, una del puesto de Vimianzo y la otra de Corcubión.

Votación
0 votos
Comentarios

Un año de sanción a dos jugadores por insultar y agredir a un árbitro