De los oscuros casos ingleses a Theo Hernández

El fútbol se ha visto muy salpicado de varios escándalos de delitos sexuales en los últimos tiempos


redacción / la voz

El mundo del fútbol se ha visto salpicado en los últimos tiempos y con demasiada frecuencia por episodios relacionados con la violencia de género y los delitos sexuales. Sin ir más lejos, el flamante fichaje del Real Madrid Theo Hernández (jugador del Atlético cedido en el Alavés) fue denunciado hace unas semanas por una joven por, presuntamente, agredirla sexualmente de madrugada en una discoteca de Marbella.

Solo unos días después, su hermano Lucas, que ya había sido condenado por violencia machista, fue detenido en el aeropuerto de Madrid cuando infringía la orden de alejamiento de su pareja (que le había denunciado por agredirle). También el bético Rubén Castro se enfrenta a un juicio por agresión a su expareja en el que la acusación pide cuatro años de cárcel.

Ya a finales del 2016, la federación inglesa se vio obligada a investigar la proliferación de denuncias de agresiones sexuales que interpusieron más de veinte jugadores en relación con oscuros episodios que tuvieron lugar hace más de tres décadas, con casi una decena de clubes implicados y más de cien sospechosos. La fiscalía incluso llegó a poner en marcha un teléfono de ayuda a los afectados.

Al hilo de estas informaciones, también algunos futbolistas holandeses denunciaron situaciones parecidas cuando militaban en categorías inferiores de clubes de élite. Hasta David de Gea fue salpicado por un asunto de este calado.

Votación
0 votos
Comentarios

De los oscuros casos ingleses a Theo Hernández