Marco Asensio, proyecto de estrella

El mediapunta que dejó escapar el Barça por unos miles de euros lidera una España esperanzadora

.

El fútbol español goza de excelente salud porque de fondo aparece una nueva generación en la que por encima de todos destaca el nombre de Marco Asensio, el crack que viene. Hace tiempo que el futbolista del Real Madrid lleva haciendo ruido. Su última temporada en el equipo blanco, la primera desde su fichaje, ya incluyó momentos para el recuerdo. Pero su fama no deja de aumentar. Así se comprobó el sábado, cuando comandó a la selección española sub-21 hacia su triunfo 5-0 ante Macedonia en el Europeo de la categoría. El delantero del Real Madrid hizo tres goles magníficos y destacó por encima de todos. «El crack ya está aquí», afirmó hoy el diario «Marca», que añadió: «Prepáranse para disfrutar».

Por su parte, «As» destacó que «Asensio ha compensado a los madridistas del 'disgusto Cristiano'», en tiempos en los que la hinchada blanca debate sobre el futuro del portugués en el equipo de Zinedine Zidane. Su actuación tampoco pasó inadvertida para el diario italiano «La Gazetta dello Sport», que suscribió: «Asensio es la estrella ascendente del Madrid». No para de crecer. A sus 21 años, Asensio ya se postula como un jugador importante mientras su edad permite atisbar una progresión imparable. Ya es un fijo en el plantel del Real Madrid, campeón de España y de Europa, y es probable que tenga un protagonismo enorme la próxima campaña.

Asensio fue una de las operaciones más importantes acometidas por el club blanco en los últimos años por su previsible rentabilidad. Apenas le costó 3,9 millones de euros (4,5 millones de dólares) en 2015, cuando despuntaba en el Mallorca. La historia dice que se lo quitó al Barcelona por unos pocos miles de euros, los que el club azulgrana necesitaba para contratar al lateral brasileño Douglas. Y la leyenda cuenta que fue el tenista Rafa Nadal, reconocido fan del Real Madrid, quien le pidió al presidente blanco, Florentino Pérez, que hiciera todo lo posible por cerrar el fichaje del proyecto de astro. Asensio, quien perdió a su madre por un cáncer en 2011, creció en un entorno favorable y quienes lo concocen hablan de un muchacho con buena cabeza y muy bien asesorado por su familia. Sus pasos deportivos así parecen sugerirlo.

El delantero jugó en la temporada 2015-16 cedido en el Espanyol para aprender los secretos de la primera categoría del fútbol español y cuando todo apuntaba a una nueva cesión la siguiente temporada el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, le pidió que se quedara para formar parte del primer plantel. Le impresionó lo que vio de él en la pretemporada.

Diez goles en 38 partidos

Asensio se benefició del plan estratégico de rotaciones pensado por el entrenador francés para el Real Madrid. Sus 38 partidos jugados, para un total de diez goles y cuatro asistencias, hablan de su importancia creciente en el equipo. Pero es que el jugador balear se reservó varios momentos destacados durante la temporada. Por ejemplo, un extraordiario gol en la final de la Supercopa de Europa ante el Sevilla, una gran asistencia a Cristiano Ronaldo en los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Bayern Múnich o incluso un tanto en la final del máximo torneo continental ante la Juventus.

Asensio enseñó cosas que pocos tienen a su edad: una zurda impresionante, un golpeo de balón limpio y duro, capacidad de desborde, buena lectura del juego y, sobre todo, concreción. Casi todo lo que hace parece lo adecuado y siempre es dañino. Todo es vertical en busca del disparo o la asistencia. El fútbol español y el Real Madrid se relamen al ver las actuaciones de un futbolista que en el comienzo de su carrera parece destinado a ser una estrella. Tiene un don y todas las cualidades posibles para marcar una época, incluida la cabeza. Sólo el tiempo dirá si concreta lo que se atisba. Pero por el momento ya parece un diamante cada vez más pulido.

Votación
0 votos
Comentarios

Marco Asensio, proyecto de estrella