Márquez teme más a Viñales, Rossi y Pedrosa que a Dovizioso

El piloto de Honda alaba la progresión de la Ducati pero ve a otros rivales con más posibilidades para luchar por el Mundial


Barcelona / EFE

El vigente campeón del mundo de MotoGP, Marc Márquez, admitió el buen momento por el que atraviesa Andrés Dovizioso, ganador de las dos últimas carreras del actual campeonato, aunque subrayó que ve «más peligrosos» a otros rivales como Viñales, Rossi o su compañero Pedrosa.

Márquez participó ayer en el circuito de Montmeló, donde este fin de semana se impuso Dovizioso, en un reto consistente en un duatlón con presencia también de los deportistas Mario Mola y Carlos Coloma, además del actor Dani Rovira.

El piloto español se refirió antes de disputar este evento a la actualidad del Mundial y ha admitido la incertidumbre sobre el resultado final, «porque MotoGP es MotoGP y el que menos te lo esperas puede ganar».

«Dovizioso está muy fuerte en las ultimas carreras, muy competitivo, pero honestamente y con todo el respeto a él veo más peligroso a Viñales, Valentino (Rossi) o a mi compañero de equipo (Pedrosa)», reiteró Marc.

En todo caso, Márquez reconoció que, «de momento, la Ducati -motocicleta de Dovizioso- va y será otro rival a tener en cuenta», aunque insistió en que Repsol Honda intentará «darlo todo» para luchar por el Campeonato y «ya se verá» si es capaz de conseguirlo.

Sobre los problemas con los neumáticos, el campeón mundial explicó que en los entrenamientos que tuvieron lugar el lunes en Montmeló probaron uno nuevo, «que es el del año pasado, igual que el de ahora pero completamente simétrico de un compuesto, y da mucha más estabilidad».

«Me sentía mejor y Michelín es lo que está viendo, que es un poco de lo que nos quejamos todos los pilotos y, poco a poco, irán volviendo a lo del año pasado», detalló Márquez, quien defendió a la firma francesa e indicó que «lo quieren hacer tan bien, dar tanta seguridad, que al final se vuelve esto un poco inseguro». 

Rins, recuperado

Por otra parte, el piloto español Alex Rins (Suzuki) se mostró «muy feliz» por volver a entrenar el lunes con la parrilla de MotoGP el circuito de Montmeló (Barcelona) después de superar su lesión en el pie producida en Argentina y dejó claro que su «prioridad» era recuperar sensaciones con su montura.

«Estoy muy feliz por cómo ha ido el test y por estar de vuelta en mi GSX-RR. Lo cierto es que no probamos muchas cosas nuevas porque mi primera prioridad era recuperar el feeling de pilotar una MotoGP tras mi lesión», confesó Rins. 

El español apuntó que su pie no le dio «problemas». «No estoy al cien por cien, pero no siento más problemas por la lesión», advirtió, feliz de poder volver a «contribuir al desarrollo de la moto». «Será importante, tanto porque trabajaremos con nuevas cosas y nuevos set-ups, como porque será la prueba final antes de mi regreso en Assen», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Márquez teme más a Viñales, Rossi y Pedrosa que a Dovizioso