El crono corre contra Kilian Jornet

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

BENITO ORDÓÑEZ

Medios y espónsores presionan para que el corredor de montaña catalán publique pruebas de sus ascensiones al Everest. Ni la Himalayan Database ni las autoridades chinas han certificado su hito.

02 jun 2017 . Actualizado a las 19:02 h.

«De nuevo en los trails (caminos de montaña) con mi persona favorita!» Kilian Jornet publicó ayer este tuit junto a una foto en la que aparece con su novia, la también corredora de montaña sueca Emerlie Forsberg, en Romdsdal, la región de noruega en la que ambos residen desde el año pasado. Aparentemente el alpinista de velocidad catalán es ajeno a la polémica que va agrandándose como una bola de nieve sobre la supuesta hazaña que protagonizó hace dos semanas: la doble ascensión sin oxígeno al Everest con solo seis días de diferencia, el 22 y el 27 de mayo. Un artículo publicado en el diario francés Liberation pone en entredicho este hito y se pregunta ya en el titular si Jornet «ha conseguido realmente un logro en el Everest».

Liberation analiza una actuación «amplificada por el servicio de comunicación» de Jornet y que ha merecido calificativos como «récord», «histórica» o propia de un «superhombre» en numerosos medios. Pero el rotativo galo recuerda que los espónsores del deportista, entre los que está Salomon (una prestigiosa marca de equipamiento de montaña nacida en Francia, que después fue adquirida por Adidas y actualmente pertenece al grupo finlandés Amer Sports) «requieren una serie de ajustes».

Jornet sigue sin presentar pruebas de las dos cimas anunciadas. No hay fotos (en la primera dijo que había llegado a medianoche, por lo que una cámara no serviría de nada), no hay tracks GPS, no hay testimonios de terceras personas (subió en solitario), ni un registro detallado de las dos ascensiones. Sus logros todavía deben ser homologados tanto por las autoridades chinas como por la Himalayan Database, con sede en Katmandú y que gestiona los archivos de Elizabeth Hawley, cronista oficial de las expediciones al Himalaya. «Considerando que Kilian Jornet no es un mentirososo, ¿qué lugar deben ocupar sus dos ascensiones en la larga crónica del Everest», se pregunta Liberation.