Más que un contrarrelojista


Empezamos el Giro hablando de dos grandes favoritos, Nairo Quintana y Vincenzo Nibali, pero sin descuidar corredores como Mikel Landa, Pinot, Zakarin, Kruijswijk, Geraint Thomas, Dumoulin y alguno más. Esta edición contaba con algunos kilómetros más de contrarreloj de los que nos tiene acostumbrados la organización, por lo que las opciones de grandes especialistas como Thomas y Dumoulin aumentaban.

La primera parte del Giro sirvió para confirmar que Fernando Gaviria, seguramente, va a ser un ciclista top mundial muchos años. Sus victorias confirman a un atípico colombiano que desborda calidad en los esprints, lejos del prototipo de escalador. Pero la crono marcó un antes y un después. Dumoulin arrasó y consiguió una ventaja que le hacía soñar con la victoria final, pero aún quedaba una última semana tremendamente dura. Los grandes favoritos, Nairo y Nibali, confiaban en conseguir en esta darle la vuelta a la situación. El equipo del líder hacía aguas por todos lados en la montaña, y Dumoulin tenía que defenderse solo. Todo hacía pensar que en cualquier etapa Nairo o Nibali, con sus potentes equipos, podían liarle una buena emboscada. Pero pasaban las oportunidades y Dumoulin seguía con su estrategia de tomarse cada final en alto coma una contrarreloj para ceder el menor tiempo posible. Solo un inoportuno apretón hizo peligrar su victoria.

En las últimas etapas de montaña se demostró que las fuerzas de todos los líderes estaban muy parejas. Ni Nairo ni Nibali fueron capaces de hacer diferencias. Y la contrarreloj final le dio la razón a Dumoulin. Él era el más fuerte de este Giro. El holandés me hizo recordar aquellas gestas del gran Miguel Indurain. Poderoso y dominante contra el crono y sólido en la montaña. Pese a que al principio no entraba en el grupo de los grandes favoritos, sí era un corredor a tener en cuenta y así lo demostró. Será recordado por un apretón en el momento más inoportuno, pero creo que le tendremos muy presente más de una vez en las grandes vueltas. Ya demostró en la Vuelta a España 2015 que es más que un simple contrarrelojista. Él también es un hombre de tres semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más que un contrarrelojista