Sin Alonso en Mónaco, bueno es Carlos Sainz

El madrileño cuaja un excelente quinto puesto en los libres y apunta a lograr el sábado poder entrar en la Q3


madrid / Colpisa

El Gran Premio de Mónaco arrancó ayer antes de la festividad de la Ascensión, como es tradición, y lo hizo con récord en pista. Sebastian Vettel, con un 1:12.720, rompió la marca vigente en el circuito monegasco, y demostró que no va a claudicar el liderato de la clasificación general del Mundial con un Lewis Hamilton perdido.

Los Ferrari están muy fuertes en el Principado. Aunque Kimi Räikkönen se quejó de falta de competitividad con los neumáticos superblandos, con los ultrablandos tanto él como su compañero Vettel se ganaron el papel de favoritos. Especialmente incisivo estuvo el tetracampeón, que con el primer puesto de este jueves deja claro que va a buscar como sea su segunda victoria en Mónaco, un circuito donde, pese a sus éxitos pasados, siempre ha sufrido más de la cuenta.

En Mercedes se les empieza a ver las hechuras. El set up del coche para un trazado tan peculiar como el de Mónaco no fue ni mucho menos acertado, y sufrieron mucho más de lo esperado. Valtteri Bottas no pisó el top 5 en toda la jornada, ni en los primeros ni en los segundos libres, y acabó desquiciado: «hoy nos ha servido para saber qué no debemos hacer el resto del fin de semana». En la misma línea se mostraba un Lewis Hamilton que bufaba por la radio: pese a ser el más rápido en los primeros libres, en los segundos ni se acercó a los puestos de arriba. 

Entre ellos se colaron los Red Bull. Siempre fiables aquí (fue en Mónaco donde consiguieron su primer podio, en 2006), especialmente incisivo estuvo un Daniel Ricciardo que, pese a quedarse a medio segundo de Vettel, sí dejó claro que en circuitos virados como este, el RB13 aún tiene mucho que decir. La escudería austríaca no pasa sus mejores momentos, dado que el rendimiento de su monoplaza está lejos de la cabeza, pero en las calles del Principado aún pueden minimizar esos problemas y sacar provecho de las ventajas de su coche. Si Red Bull ha dado un paso adelante, lo que ha hecho Toro Rosso ha sido un triple salto. Tanto Daniil Kyvat y Carlos Sainz besaron el top 5 para conseguir su mejor jornada de libres de lo que llevamos de temporada.

Tanto el ruso como el madrileño estaban encantados por el rendimiento que ha mostrado su monoplaza en este circuito, donde la mano de James Key, su ingeniero jefe, se hace notar más que en otros casos. Sainz está especialmente ilusionado con hacerlo bien en este Gran Premio, después de dos años en los que ha puntuado. Es, junto a Australia y España, el GP que mejor se le da. Sin Fernando Alonso en pista, ya que está en Indianápolis enfrascado con su misión de hacer historia para el automovilismo mundial, le toca a Sainz mantener pegados a la pantalla a los aficionados españoles. Pese al buen resultado, el español mantiene los pies en la tierra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin Alonso en Mónaco, bueno es Carlos Sainz