Giro de Italia: Nibali gana, Dumoulin resiste

El italiano ganó la etapa reina, en la que el holandés retuvo el liderato pese a perder tiempo por problemas intestinales


Vincenzo Nibali logró este martes en Bormio una victoria marca de la casa, fruto de un vertiginoso descenso del Giogo di Santa María en el que dejó atrás al resto del grupo de favoritos y alcanzó a Mikel Landa para arrebatarle el triunfo al esprint. El Tiburón de Messina se reivindicó así ante los que le habían descartado tras un discreto inicio del Giro de Italia, llevándose una etapa reina descafeinada en la que, a falta de batalla entre los primeros espadas, el protagonismo fue para un Dumoulin que, pese a perder más de dos minutos, logró retener su liderato tras sobreponerse a unos problemas estomacales que estuvieron a punto de dejarle fuera de combate.

La jornada, con dos puertos míticos como el Mortirolo y el Stelvio antes del ascenso al Giogo di Santa María, estaba marcada en el libro de ruta como la reina del Giro, y los primeros movimientos de la carrera parecían augurar una dura pelea. El Movistar de Nairo Quintana envió por delante a algunos de sus mejores lugartenientes, en lo que parecía la preparación de un posterior ataque del colombiano para dinamitar la carrera. Pero, quién sabe si por falta de fuerzas o de ambición, los ataques brillaron por su ausencia.

Por delante, la representación española sí quiso ser protagonista. Luis León Sánchez (Astana), curtido ya en mil batallas, rindió homenaje a su excompañero de equipo Scarponi al pasar primero por la cima del Mortirolo, que este año llevaba el nombre del ciclista italiano fallecido hace un mes. Y ya en el Stelvio, el alavés Mikel Landa, descartado para la general por una inoportuna caída en la primera semana, se lanzó a por la victoria de etapa.

Por detrás, entretanto, los favoritos se limitaban a vigilarse hasta que, en las faldas del último puerto, se produjo la imagen de la jornada. Tom Dumoulin, que hasta entonces se había mostrado muy sólido, se descolgó del grupo principal y, tras apoyar su bicicleta en la cuneta, se lanzó a la hierba aquejado de un inoportuno apretón.

El «apretón» de Dumoulin

Por delante, tras unos momentos de incertidumbre, los favoritos decidieron continuar con su lucha, aunque esta solo se tradujo en un ataque serio en el último kilómetro de ascensión de Nibali. Quintana fue el único que pudo seguirle, pero en el descenso le perdió la estela. Y mientras, Dumoulin, que parecía descartado, logró rehacerse para mantener, aunque por escaso margen, una maglia rosa cuyo propietario final se decidirá en una última semana en la que se espera que los favoritos presenten más batalla de la que brindaron ayer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Giro de Italia: Nibali gana, Dumoulin resiste