«Nos salvamos sin empufar al club»

El Obradoiro ya apunta hacia el nuevo curso, tras superar una temporada repleta de adversidades

.

santiago / la voz

Al tiempo que va echando el cierre a la campaña 16/17, empieza a tomar cuerpo la planificación del nuevo curso. El director general del Obradoiro pasa revista a la singladura más azarosa, por las lesiones, y avanza alguna clave para el proyecto que viene.

Balance

El curso más duro en materia de lesiones

 «Los que llevamos tiempo hemos vivido situaciones de casi todos los colores, de problemas económicos y de otro tipo de dificultades. Pero en materia de lesiones, como esta, ninguna. Y esto en la temporada en la que, por primera vez, en la ACB, bajaba el decimosexto. Partimos tres equipos con el presupuesto más bajo que los demás: Joventut, Manresa y nosotros. Y las lesiones nos han afectado en este contexto. Para nosotros, ha quedado sin utilizar el 23,73 % del coste inicial de la plantilla. Es una barbaridad. Al final, salvamos una situación crítica, nos salvamos sin empufar al club».

Planificación

Ofertas para renovar

 «Acaba de terminar la Liga. Hemos vivido una campaña que nos ha obligado a todos a tener los cinco sentidos en sacar adelante la situación. Aún no he tenido la primera reunión de análisis con el entrenador y el equipo técnico. A lo largo de estos días, tendré varios encuentros con Moncho y a partir de ahí irán surgiendo los primeros movimientos respecto a jugadores de este año y de futuro. Pero sí es verdad que más de un jugador tiene propuesta de renovación». Uno de ellos es Mickey McConnell, aunque no quiere confirmar nombres. De los que están, siete tienen firmada la próxima campaña: «Sin entrar en las diversas opciones de salida para ambas partes, tienen contrato en vigor Urtasun, Corbacho, Bendzius, Yusta, Llovet, Pustovyi y Pechacek». Pero Yusta será repescado por el Madrid.

Presupuesto

Sin fijar todavía, pero será continuista

 «La pasada temporada fue la de la liquidación total de la deuda con Hacienda y la tercera con números positivos. Esta, va a depender de las partidas pendientes de cerrar, como los ingresos que finalmente nos correspondan de ACB y una parte con las instituciones». En las últimas campañas, ha ido bajando el presupuesto pero no el precio de los abonos, aunque sí han aumentado las opciones de lograr descuentos. Sobre este particular, señala: «Sabemos el esfuerzo que hace nuestra afición. Es uno de los pilares del club. Esta temporada, los ingresos por abonos y taquillas han sido algo superiores a la pasada. Sin duda, una buena media de espectadores en Sar es importantísima. El abono es la primera manera que tiene el aficionado de colaborar con el club. Es algo que debemos transmitir». Subraya que «el primer mandamiento de este consejo de administración es que haya baloncesto ACB en Santiago durante el mayor tiempo posible. Y creo que los aficionados comparten esta premisa. No quieren un equipo más caro si pone en peligro la estabilidad y el futuro del club».

Nuevo escenario

Muchas incógnitas

«La nueva Euroliga, las ventanas FIBA, el dictamen de Competencia sobre el canon y el fondo de ascensos y descensos... Eso ha provocado mucha agitación. Espero que impere el sentido común y entre todos seamos capaces de llegar a acuerdos, cediendo todos un poco para encontrar la fórmula que beneficie a todos».

Votación
10 votos
Comentarios

«Nos salvamos sin empufar al club»