La clara victoria del Madrid se ha decidido y fundamentado en la alineación de Zidane. Un equipo dotado de una organización basada en futbolistas como Kroos, Isco, Modric, Marcelo y Benzema te da mucha ventaja.

Los mediocampistas e Isco

Los blancos jugaron con el viento a favor desde el inicio. El Atlético nunca fue capaz de ajustarse sin pelota sobre la distribución de los cuatro centrocampistas del Madrid. Y, a partir de ahí Isco se activó a la espalda de todo jugador que se oponía al poseedor e instalaba a su equipo permanentemente en campo contrario.

El funcionamiento defensivo

El segundo gol del Madrid retrató la estructura y el funcionamiento defensivo del Atlético. Las distancias entre Cristiano y Benzema permitían al Madrid condicionar a su rival y obligarlo a defender con Godín y Savic lejos de su zona ideal. Ambos son más eficaces en posiciones más retrasadas y no tienen un espacio defensivo tan importante.

Sin pelota, sin respuesta

El Atlético sin pelota nunca fue capaz de ajustarse a lo que proponía su adversario. Eché en falta asimetrías en el lado derecho: o bien con Gameiro, o descentralizando a Griezmann, pero lo cierto es que acabó juntando a muchos jugadores por dentro y por ahí pasó problemas para llevar la pelota a los importantes en posiciones ventajosas.

Un medio disfrazado de punta

Para mí se plasmó la gran diferencia entre el Madrid y el resto. El resultado final no me resultó exagerado; sí me lo hubiera parecido antes, pero es complicado jugar contra este Madrid, sostenido por jugadores de la categoría de Isco, Modric o Kroos. A este equipo es complicadísimo quitarle la pelota y, además, hacer frente a la naturaleza profunda y agresiva de su juego. Y no me quiero olvidar de Benzema, un centrocampista disfrazado de delantero, que halla mil pasillos interiores y siempre jugando al ritmo que conviene a su equipo.

Cristiano, nueve de toda la vida

Todo este armazón aquí descrito sirve para optimizar las virtudes de Cristiano como jugador de área. Cuanto más participa en el área y menos en el juego, más decisivo es. Le ayuda estar rodeado de esta serie de extraordinarios futbolistas que hacen que la jugada llegue limpia y ventajosa para él al área rival. Allí, como finalizador es un superdotado, llegue el balón por dentro o por fuera, conceda el rival más espacios a la espalda o menos. Le da igual. Ha asumido el rol del delantero centro blanco de toda la vida.

Once que sienten igual

Y si el once madridista lo completan jugadores como Carvajal, Sergio Ramos y Varane, concluimos que todos van a lo mismo y sienten de la misma forma. Otra vez se demuestra la importancia que tiene saber alinear. Los propios entrenadores tendemos a minusvalorar o a atribuir poca importancia a algo que es parte fundamental del éxito: saber alinear. Zidane ha hecho algo que en otros partidos no se vio: a esos jugadores que todos sabemos que van a participar, rodearlos de la mejor manera para que ahora veamos a Cristiano en todas las portadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Real Madrid - Atlético: La decisiva importancia de saber alinear a los mejores