Dos pistoleros y un destino

Cristiano Ronaldo y el francés Griezmann lideran el ataque del Real Madrid y el Atlético de Madrid en su camino hacia la final europea de Cardiff


madrid / colpisa

Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann concitarán buena parte de las miradas cuando salten mañana al césped del Santiago Bernabéu para disputar la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. Cuádruple ganador del Balón de Oro el primero y máximo artillero de la pasada Eurocopa el segundo, sobre el olfato goleador de uno y otro reposan buena parte de las opciones de Real Madrid y Atlético para obtener el tan ansiado billete a Cardiff, ciudad galesa que el 3 de junio acogerá la final de la Champions.

Ni en Chamartín ni en el Manzanares hay margen para la duda: el luso y el galo son los principales puntales de dos conjuntos en los que ninguno de los señalados como herederos amenazan a día de hoy su trono.

La influencia de los dos futbolistas que lucen el 7 sobre el fútbol que practican sus equipos es mayúscula, como atestiguan sus números de la presente campaña. Cristiano Ronaldo suma 32 tantos en los 40 partidos que ha disputado entre todas las competiciones, lo que significa que sella el 21,1 % de los 151 goles blancos. Griezmann acumula 25 dianas en los 48 partidos en los que ha saltado al campo, el 25,2 % de los 99 que han firmado los rojiblancos. La dependencia colchonera de El Principito es aún más marcada en la Liga de Campeones, donde ha pulverizado en cinco ocasiones el marco rival, el 38,4 % de las dianas del cuadro del Cholo. Un promedio notablemente superior al de CR7, ejecutor de siete de los 28 goles de la escuadra merengue, el 25 % del total. Eso sí, cinco de ellos fueron en cuartos frente al Bayer, conjunto que encajó seis.

Los datos resumen una realidad: Zidane dispone de un mayor abanico ofensivo de aquel con el que cuenta Simeone. Benzema, Morata, Marco Asensio, Isco, James, Sergio Ramos o Bale han taponado la grieta que podría haberse abierto con la dosificación de minutos pactada por el portugués y su técnico a fin de que el de Madeira alcanzase su pico máximo de forma en el tramo decisivo de la campaña. Todos ellos han aportado un buen número de goles a un equipo en el que Coentrao es el único futbolista de campo que no sabe lo que es marcar desde que comenzó la temporada. Un escenario muy diferente al que se da en el club del Manzanares, donde no se han estrenado Gabi, Savic, Lucas Hernández, Augusto ni Cerci.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos pistoleros y un destino