Bayern-Real Madrid: Choque de colosos europeos

El Bayern y el Madrid escribirán un nuevo episodio del clásico europeo con el


El profesor examina a su alumno más aventajado. Bayern de Múnich y Real Madrid escribirán este miércoles en el Allianz Arena un nuevo capítulo del clásico europeo por antonomasia, con el morbo añadido en esta ocasión del reencuentro entre Carlo Ancelotti y Zinedine Zidane, la dupla que condujo a los blancos a la conquista de la ansiada décima Champions League. Dos hombres que se conocen desde la época en la que el primero entrenaba al segundo en la Juventus y que personifican los caminos destinados a cruzarse una y otra vez de dos de los clubes más laureados del fútbol mundial.

Dieciséis Copas de Europa (once para los madrileños y cinco para los bávaros) y 58 títulos de liga (también con ventaja para los blancos, 32 frente a 26) suman en conjunto dos colosos que librarán en Alemania el primer asalto de un combate del que sólo uno saldrá vivo en pos del viaje a Cardiff. Una batalla más de la guerra sin cuartel que mantienen desde que se viesen por primera vez las caras un 31 de marzo de 1976 que pasó a la historia como la noche del loco del Bernabéu.

Más de cuatro décadas han transcurrido desde el puñetazo que aquel aficionado de infausto recuerdo propinó a Linemayr, el austríaco encargado de arbitrar el partido de ida correspondiente a las semifinales de una Copa de Europa que terminaría significando la tercera orejona consecutiva del cuadro germano, y son múltiples las heridas infligidas por uno y otro contendiente, de la agresión de Juanito a Matthäus que derivó en el adiós del malagueño al equipo que sigue invocando su espíritu cada vez que toca gesta a la humillante goleada encajada por los teutones el día en que amenazaron con consumir a los merengues en las llamas del infierno muniqués, para pasmo de Pep Guardiola.

El pasado pesa inevitablemente cuando de dos equipos que se han visto las caras 22 veces en la máxima competición continental se trata. Diez eliminatorias, a las que se suman dos encuentros de fase de grupos de la Liga de Campeones, que arrojan un saldo de nueve victorias para los españoles, once para los germanos y dos empates. 33 goles ha marcado el Bayern y 31 el Real Madrid. Cinco veces han sellado el pase cada uno en sus cruces a dos partidos. Práctica igualdad, por tanto, en unos enfrentamientos en los que la condición de visitante suele pesar como una losa. Sólo en tres ocasiones se ha registrado un triunfo a domicilio, dos para el Bayern y una para el Madrid. Ésta, eso sí, en el último duelo hasta la fecha, el 0-4 con sendos dobletes de Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo que selló el billete blanco a la final de Lisboa.

Llegan ambas escuadras al Allianz Arena ostentando la condición de líder en sus respectivos campeonatos. Tras un titubeante comienzo de campaña en la que se llegó a poner en cuestión la labor de Ancelotti, el Bayern ha ido in crescendo. Aventaja en diez puntos al segundo clasificado de la Bundesliga, el sorprendente Leipzig, y viene de endosarle un 4-1 al Borussia Dortmund, otro cuartofinalista de la Champions. Una goleada de la que participaron Robben y Ribéry, dupla de extremos del cuadro bávaro desde 2009y que constituye una de las principales amenazas a que habrá de hacer frente un Real Madrid que precisará del sacrificio defensivo de la BBC para taponar las bandas.

Lewandowski, autor de un doblete frente al conjunto de Thomas Tuchel, eleva su cuenta a 38 tantos en lo que va de campaña, doce más que el principal artillero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. El polaco acabó dolorido en un hombro el Klassiker, percance que le impidió entrenarse el lunes y que le obligó a retirarse a los 20 minutos en la sesión del martes. Pese a ello, todo indica que estará este miércoles sobre el césped, al igual que Manuel Neuer, baja en las tres últimas jornadas de la Bundesliga por una lesión en el pie derecho de la que ya está recuperado. Mats Hummels será el único ausente del once tipo de Ancelotti, que dará entrada a Javi Martínez como acompañante de Boateng en el centro de la zaga.

A esa zona del Real Madrid apunta uno de los objetivos del Bayern, que desde que cayó ante los blancos en las semifinales de la Champions de la 2013-2014 cuenta por victorias todos sus partidos en el Allianz Arena en la máxima competición continental. Sergio Ramos, enemigo número 1 del cuadro teutón desde los dos cabezazos que le fulminaron aquel día, está apercibido, por lo que de ver una tarjeta -algo que ha ocurrido en dos de sus tres visitas a Múnich- se perdería la vuelta, lo que obligaría a Zidane a buscar un recurso de emergencia al tener sólo otro central sano, Nacho. Evitar una cartulina del sevillano se antoja capital para las opciones de pasar la eliminatoria de un Real Madrid que eligió como hospedaje el Hilton Munich Park, el mismo establecimiento en el que se alojó el equipo cuando goleó al Bayern 0-4.

Firmó entonces la BBC una de sus actuaciones más memorables, con Bale insertándose en el centro del campo para completar el 4-4-2 que dibujó en defensa Ancelotti. El tridente está hoy más cuestionado que nunca, especialmente el galés, que no termina de recuperar la velocidad, capacidad de desequilibrio y olfato goleador previo a su lesión. Cabizbajo anda también un Cristiano Ronaldo que lleva sólo dos goles en ocho partidos de Liga de Campeones esta temporada y al que le faltan dos tantos para ser el primer futbolista en alcanzar el centenar en competiciones europeas. Un aliciente más en un partido repleto de ellos que verá sobre el campo a tres futbolistas que han vestido ambas camisetas -Kroos, Xabi Alonso y Robben- y de cara al cual el Real Madrid se aferra a su poderío en ataque -52 partidos consecutivos viendo puerta- para dar un paso más hacia Cardiff.

«A la BBC no le asustan estos partidos, le molan»

Zinedine Zidane advirtió en la rueda de prensa previa al partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones que contra el Bayern no valdrán relajaciones de inicio. «Sabemos que ellos empiezan fuerte el partido, sobre todo en su casa. Saben manejar el partido en casa y fuera, siempre intentan meter intensidad en sus partidos», incidió antes de apuntar que lo que a él le preocupa es lo que hagan sus jugadores. «Sabemos que tenemos que salir fuerte», abundó por ello.

El técnico francés salió en defensa de la BBC en momentos en los que arrecian las críticas hacia el tridente por su estado de forma. No cree el galo que esos reproches afecten a los futbolistas. «Son jugadores de experiencia, muy buenos y criticados. Más bueno eres, más te critican. Ellos lo saben pero están acostumbrados», manifestó. «Tengo a tres jugadores con mucha personalidad y no son partidos que asusten, al revés, a ellos les molan», agregó en relación a la importancia del choque del miércoles en el Allianz Arena y las dificultades que supone medirse a un rival del calibre del Bayern.

Se detuvo especialmente Zidane en Gareth Bale, del que hizo una cerrada defensa. Interpelado por la sobresaliente actuación del galés hace tres años en el mismo escenario, manifestó su esperanza en que «ojalá» vuelva a desenvolverse tan bien mañana el de Cardiff. «Lo veo cerca de su mejor forma, poco a poco», dijo sobre el extremo, recordando que la suya fue una lesión «muy larga» y agregando que «está cada día mejor». «Espero que mañana veamos su mejor versión. El partido que tenemos mañana, para él, es también importante», apuntó.

Extendió esa confianza a los dos integrantes restantes de la BBC, fundamentales también en la goleada infligida al Bayern en las semifinales de la campaña 2013-2014. Indicó que el objetivo es intentar repetir un partido como aquel. «Tenemos un equipo, no sólo los tres de arriba, muy fuerte, muy equilibrado, y la idea nuestra es siempre la misma: tenemos un partido mañana y sólo pensamos en él», comentó. «Hace tres años fue espectacular, yo estaba de segundo, pero hoy es otro partido, con un rival seguramente más fuerte, mejor. Es un partido distinto», añadió.

Reencuentro con Ancelotti Compartió en aquella ocasión banquillo Zidane con Carlo Ancelotti, su profesor, con el que se reencontrará mañana. «Lo conozco y él a mí, pero esto no significa nada. No es ni una ventaja ni una desventaja. Hay un partido mañana entre dos muy buenos equipos y nada más. Nosotros, con Carlo, no vamos a jugar», subrayó. Del italiano remarcó que ha aprendido «muchas cosas», aunque no quiso entrar en detalle en las mismas.

Cuestionado sobre si era superior el Madrid de Ancelotti o el actual, el técnico blanco se quedó con el suyo. «Yo voy a pensar que este es mejor, pero tenemos que demostrarlo en el campo», comentó. «Los equipos del Real Madrid siempre han sido muy buenos. No hay mucha diferencia entre uno y otro. Luego cada uno puede opinar si le gusta más uno u otro», prosiguió. «Yo pienso que tengo mejor plantilla, pero luego hay que demostrarlo», remachó.

Se refirió Zidane también a los problemas que arrastra el Real Madrid en la zaga, con sólo dos centrales sanos tras las lesiones de Pepe y Varane. Con Sergio Ramos apercibido en Champions y Nacho en Liga, el francés podría tener que optar a un recurso de emergencia como Casemiro en caso de que alguno de los dos tenga que perderse algún encuentro. Pero el técnico mostró su confianza en que no sea necesario. «Espero que no vamos a necesitar a Case de central. Confío en los dos centrales puros que tenemos, Nacho y Sergio, y tranquilidad. Luego veremos», remarcó.

También habló de las molestias que arrastra Carvajal y que ponen en duda su presencia el miércoles en el Allianz Arena. «Él está bien. Vamos a ver el entrenamiento ahora. Como es muscular, no te puedo decir si está al cien por cien. Con el entrenamiento de hoy vamos a ver si está perfecto», apuntó Zidane. Tuvo palabras por último para Sergio Ramos. «Es un líder nato y lo demuestra en cada partido», dijo sobre el camero. «El mensaje de Sergio no es cuando llegamos a cuartos, sus mensaje son muy importantes todo el año, en cada partido, en cada entrenamiento», finalizó.

Alineaciones probables

Bayern: Neuer, Lahm, Javi Martínez, Boateng, Alaba, Xabi Alonso, Vidal, Robben, Thiago, Ribéry y Lewandowski.

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Arbitro: Nicola Rizzoli (Italia).

Estadio: Allianz Arena.

Hora: 20.45 horas. TV: beIN Sports

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bayern-Real Madrid: Choque de colosos europeos