Rukeli, el campeón de boxeo gitano asesinado en un campo nazi

Aborda la historia del joven y brillante boxeador Johann Trollmann, apodado Rukeli en un registro que se sitúa entre la crónica periodística y la novela


Redacción / La Voz

La memoria y la historia son cosas que siempre sedujeron al dramaturgo italiano Dario Fo (Sangiano, 1926-Milán, 2016), a quien, en su sensibilidad, su compromiso social y su vocación de sacudir conciencias, conmovían especialmente las injusticias. Es este espíritu el que está detrás de la última novela que publicó en vida, El campeón prohibido (2016), que ahora llega al español de la mano de Siruela. Construida sobre las investigaciones realizadas por los activistas Paolo Cagna Ninchi y (su esposa) Jana Pavlovic, defensores de los derechos del pueblo gitano, Fo aborda la historia del joven y brillante boxeador Johann Trollmann (1907-1943), apodado Rukeli [árbol, para los gitanos sinti centroeuropeos], en un relato de fuerte oralidad, con un lenguaje directo y sencillo, y un registro que se sitúa entre la crónica periodística y la novela. Fascinado con el boxeo desde niño, y naturalmente dotado, Trollmann se alzó en junio de 1933 con el título de campeón de Alemania en la categoría del peso semipesado. Pero las personas de etnia gitana eran objeto de persecución por parte del Tercer Reich, y él no fue ajeno a esta violencia criminal. Apenas una semana después fue desposeído de sus laureles porque las autoridades juzgaban su hábil juego de piernas de bailarín una aptitud escasamente alemana -mucho antes, ya le habían impedido acudir a los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928-. En adelante, lo amenazan, deberá pelear como un ario y no como «un gitano danzarín», tiene que respetar las reglas del pugilato alemán. Desafiante, se planta en su próximo combate con el pelo teñido de rubio y el cuerpo oscuro embadurnado de polvos de talco, y renuncia a su rapidez de movimientos. Termina sobre la lona, KO, ensangrentado. Los secuaces del régimen nazi lo van apartando del ring. Se ve obligado a dejar a su esposa y su hijita y refugiarse en el bosque. Después recurrirá al divorcio para protegerlas. Finalmente, es apresado y termina, en octubre de 1942, en el campo de concentración de Neuengamme. Tras diversas heroicidades intentando sobrevivir, un kapo cruel y vengativo lo asesina a golpes. Fo rescata la historia del púgil, un trágico ejemplo de coraje y dignidad del pueblo gitano, para restituir a Rukeli sus laureles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rukeli, el campeón de boxeo gitano asesinado en un campo nazi