Donald Trump planta al béisbol

El presidente de Estados Unidos no hará el lanzamiento ceremonial previo al primer partido de la nueva temporada de las Grandes Ligas


nueva york / corresponsal

Una nueva temporada del mejor béisbol del mundo arranca hoy en Estados Unidos. Si bien es cierto que la atención ya estaba asegurada para buena parte de la audiencia, en los últimos días el conocido como Opening Day de las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) ha ocupado las portadas de la prensa norteamericana por otros motivos además de los puramente deportivos. Y es que, una vez más, Donald Trump ha dado de qué hablar después de su plantón a los Washington Nationals. Habían sido ellos quienes ofrecieron al presidente de EE.UU. hacer el primer pitch (lanzamiento) en su partido contra los Miami Marlins, en el Nationals Park de Washington, sin embargo y por motivos de agenda (dice la Casa Blanca), el mandatario no estará en el césped de la capital.

Pero la polémica no radica tanto en la ausencia en sí, sino en el portazo a una de esas tradiciones que tanto pesan a este lado del charco.

Fue en 1910 cuando se institucionalizó la presencia del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en el primer partido, siendo William Howard Taft el primer mandatario en lanzar la pelota el 14 de abril. A él le han seguido muchos otros, aunque para ser justos, no todos se estrenaron en su primer año de mandato. Fue el caso por ejemplo de Barack Obama, quien quiso reservarse para el 2010, año en el que se cumplían los 100 años de tradición. Fue entonces cuando Obama, fiel a su corazón, lanzó la primera pelota vistiendo una chaqueta de los Nationals y una gorra de los Chicago White Sox, su ciudad adoptiva y donde impulsó su carrera política.

Hubo incluso algunos que no acudieron nunca a lo largo de su presidencia, como Jimmy Carter, aunque sí fue al último partido de la Serie Mundial de 1979.

Burlas y abucheos

A pesar de no haber sido el único, la negativa de Trump no deja de llamar la atención en un hombre a quien le gusta hacerse notar entre la multitud. Podría haber sido este uno de los motivos de su plante teniendo en cuenta que el ofrecimiento de la MLB llega en un momento especialmente delicado para alguien que recoge unos bajísimos niveles de aprobación y cuya Administración enfrenta una de las crisis más delicadas a cuenta de la supuesta injerencia rusa en las elecciones. A esto habría que sumarle que a pesar de ser su actual hogar, Washington es territorio hostil para este presidente y, por ello, su decisión podría radicar también en un intento de evitar los abucheos que probablemente recibiría en una ciudad mayoritariamente demócrata, donde solo un 4 % de la población votó por su candidatura.

La negativa de Trump fue también motivo de mofa en algunos de los late night más famosos del país. Fue el caso de The Daily Show presentado por Trevor Noah: «Señor presidente, se trata de lanzar una pelota de béisbol ¡no de publicar sus declaraciones de impuestos!», se burló Noah. 

La polémica fue valorada también por algunos pesos pesados de la esfera deportiva, como John Angelos, hijo del dueño de los Baltimore Orioles, Peter Angelos: «Un individuo que lidera un país y que ha tenido decisiones tan controvertidas debe alejarse de este tipo de eventos», cargó en CBS, tras asegurar que el honor de poder realizar el primer lanzamiento debería de ser una decisión tomada por el grupo de propietarios de todos los equipos y no solo por el conjunto de la capital federal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Donald Trump planta al béisbol