El instinto del «Animal» ve la luz

Antón Bruquetas Serantes
antón bruquetas REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

Quique García

El ordense Iván Raña presenta esta tarde en Santiago su biografía en la que detalla su mundo, el que tanta admiración genera

28 mar 2017 . Actualizado a las 11:36 h.

Como explica el periodista Xavier Ensenyat, que junto a Iván Raña ha trazado las 176 páginas de Instinto Raña. De incomprendido a pionero del triatlón. (Editorial DQ), el triatleta de Ordes no es solo un deportista excepcional, un ganador difícil de igualar, sino que al lado de su palmarés brilla con la misma intensidad todas las decisiones que lo han convertido en una persona especial. En Iván Raña, quizás, lo de menos es que hubiese estado en la élite del triatlón olímpico durante más de una década o que haya firmado uno de los mejores tiempos de siempre sobre la larga distancia -aquel registro supersónico, por debajo de la barrera de las ocho horas, con el que asombró al planeta desde Austria-. Tal vez, lo más relevante del Animal, el sobrenombre con el que lo han bautizado sus compañeros de faena, es su manera de pensar, la forma en la que toma esas decisiones contracorriente que han marcado su carrera y que chocan al común de los mortales.

Por eso no es una biografía al uso. No sigue un guion establecido, el cauce natural del paso del tiempo. Solo trata de explicar qué es lo que pasaba por la cabeza de un hombre que en uno de los mejores momentos de su trayectoria deportiva, cuando era uno de los mejores triatletas del planeta, decidió que necesitaba probar sus piernas en un equipo ciclista. Para muchos aquella experiencia significó un fracaso rotundo, para él, un triunfo incontestable.

O cómo, de pronto, cuando la mayoría hablaba de los nuevos materiales de las zapatillas, a él se le dio por empezar a correr descalzo. Quería sentir su cuerpo. Y así culminó el último diez mil en la Copa del Mundo de Madrid, donde, precisamente, le rendían un homenaje por su entrega al deporte de las tres disciplinas. Respondió a ese estímulo como solo lo habría hecho él: siendo único, siendo Iván Raña, haciendo lo que le apetecía hacer.