«El vestuario siempre ha estado unido desde que llegué al Barça»

Luis Enrique cree que el partido ante el Atlético es de «máxima importancia para ambos», pero no definitivo para la Liga

Luis Enrique, en la previa del Atleti-Barça

En uno de los momento más críticos en las tres temporadas que lleva sentado en el banquillo del Barcelona, Luis Enrique está tranquilo. O al menos trata de aparentarlo. «El vestuario siempre ha estado unido desde que llegué, más contento cuando las cosas han ido bien y menos cuando no. Nuestra situación anímica es un proceso lógico y normal de una temporada en la que intentamos mejorar nuestro rendimiento y nos está costando. Desde inicios de 2017 es la primera semana larga que tenemos. Eso indica el calendario bestial que hemos tenido y que indudablemente pasa factura. La semana nos ha servido para trabajar cosas, para que el equipo descansara y poder analizar lo que pasa», reconoció en rueda de prensa el asturiano.

En cualquier caso, lo que se le avecina al Barcelona no es precisamente dulce, empezando por el Atlético en el Calderón: «No tengo por qué importar ninguna virtud del Atlético, es muy profesional pero me gusta mi equipo tal y como es. Nos hemos enfrentado al Atlético muchas veces y presentará muchas dificultades, aunque pienso que será diferente a los partidos de Copa. Es de la máxima importancia para ambos. Nuestro objetivo es hacer un gran partido y ganar los tres puntos».

Una victoria sería doblemente importante para los de Luis Enrique en el coliseo rojiblanco, después de la derrota del Real Madrid en Valencia, algo que no sorprendió demasiado al técnico: «Quedan muchas jornadas de Liga. Es difícil ganar para todos y eso seguirán pasando cosas como las de Mestalla. Hay enfrentamientos directos como es el nuestro. Son jornadas que se pueden marcar como especiales, pero después te puedes dejar puntos en cualquier partido».

Fiel al hermetismo del que hace gala cada vez que se le presenta la ocasión, Luis Enrique rehusó comentar el posible fichaje de Juanfran Moreno: «No hablo de cosas internas y que afectan al desarrollo de la temporada del equipo». Respecto a su plantilla, el técnico opinó acerca de Ter Stegen y del rendimiento de Umtiti, el fichaje más asentado del curso: «A Ter Stegen lo veo en la misma línea del equipo, por eso tenemos porteros. Las veces que ha tenido que actuar estoy contento con él. Umtiti ha ganado peso en el equipo por su rendimiento, no por lesiones o ausencias». Preguntado por las palabras de Piqué y Jordi Alba respaldándole en su cargo, negó la mayor: «No he oído nada al respecto, como es mi costumbre».

Al margen de la actualidad del primer equipo, Luis Enrique también valoró el golazo del juvenil Mboula en la UEFA Youth League, un tanto que se ha convertido en viral en las redes sociales: «El juvenil de Gabri está haciendo una temporada exquisita, con muchos jugadores de proyección. No vi el partido pero si el gol de Mboula, pero me gustaría que no se le diera demasiada importancia al gol porque eso generará demasiada expectación sobre él».

También comentó una de las noticias sorprendentes de la semana, la destitución de Claudio Ranieri como técnico del Leicester City, apenas nueve meses después de dar la campanada y ganar la Premier League. «Se dan dos noticias cuando cesan al entrenador; una mala para el que es cesado y una buena para el que ficha: esta es la vida de los entrenadores. No me acuerdo si en mi etapa como jugador había más ceses que ahora, en todo caso es la vida del entrenador», aseguró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El vestuario siempre ha estado unido desde que llegué al Barça»