Pedro Campos: «Tendremos la base en Galicia, que es fantástica para entrenar»

El regatista de Cuntis afronta su sexto reto oceánico, con normas que potencian las tripulaciones mixtas


La lucha contra los elementos y los rivales es la vuelta al mundo a vela que volverá a tener acento español con el Mapfre, capitaneado por el gallego Pedro Campos

-Sexto proyecto al frente del Mapfre, el barco español de la Volvo Ocean Race, ¿cómo lo afronta?

-Como siempre. Con mucha ilusión y muchas ganas. Sabemos que es un proyecto muy complicado, dar la vuelta al mundo a vela. Nuestras principales fortalezas son la experiencia de ediciones anteriores, el nivel de la tripulación, que es fundamental, y esta vez hemos empezado con más tiempo que en la edición anterior. El tiempo es oro.

-En alta mar nunca hay dos días iguales, pero ¿qué novedades incorpora la regata de este año?

-Cada año es distinto, a pesar de que las pruebas se repitan. El mar nunca es el mismo. Ha habido una serie de modificaciones técnicas en los barcos en busca de la seguridad. En primer lugar, porque este es un deporte de alto riesgo, solo hay que imaginarse en medio del Atlántico o el Pacífico en medio de temporales. Y después, es una regata, hay que llegar delante de los demás y ahí la organización busca mejorar condiciones que aumenten la competitividad, sin riesgo añadido.

-¿Ya tienen el barco listo?

-Está en Lisboa, donde Volvo ha instalado una especie de talleres para hacer un revisión muy a fondo. Entre marzo y abril esperamos llegar a Galicia, donde tendremos nuestra base. Y desde allí mar adentro, tenemos previsto ir a Inglaterra o incluso cruzar al Atlántico o bajar hasta Canarias. Entrenar en las mejores condiciones, y Galicia para eso es fantástica, porque en muy pocas millas tenemos desde las condiciones de Finisterre, sin nada que envidiar al cabo de Hornos, o nuestras rías, que son como lagos. Por eso siempre hemos querido tener nuestra base en Galicia.

-¿La tendrán en Sanxenxo?

-Estamos terminando de definirlo. Esa es la idea en principio, pero nos queremos mover mucho por las rías. Vigo es una referencia a nivel internacional, A Coruña tiene una tradición fantástica, Baiona, Portosín, Vilagarcía... queremos movernos, porque hay muchísima afición.

-Cambia el sistema de puntuación al dar puntos adicionales a los que ganen ciertas etapas o, por ejemplo, sean los primeros en doblar el cabo de Hornos.

-Vamos a probarlo, a los que queden delante les habrá parecido estupendo y los que no, no tanto. Ya tuvimos en el pasado puertas, que eran medias etapas. Hace años se corría por tiempos, como el ciclismo. Y en el 2011 si hubiera sido por tiempo le hubiéramos sacado casi seis días al segundo. Sin embargo, por puntos quedamos cuartos.

-¿Salir desde España ayuda?

-Alicante le tomó el relevo a Galicia. Fue una pena que se nos escapara, pero mejor que se haya quedado en España, nos ayuda muchísimo porque los patrocinadores tienen ventajas, se habla más de ello aquí y estamos encantados. Que dure.

-¿Ha cambiado mucho la vuelta al mundo?

-La vuelta al mundo antes era bajar el Atlántico, dar la vuelta por el hemisferio sur y volver a subir. El mayor peligro eran los hielos y la organización empezó a poner puertas de hielo, no bajar de un cierto paralelo, y después, por interés de los patrocinadores, hay que ir a China o a los países árabes, con los problemas de los piratas de hace dos ediciones, que los barcos tuvieron que navegar en silencio durante días. Aun así hay que seguir yendo al cabo de Hornos, ahí ponían puertas de hielo, bajamos la costa de Chile, doblar el cabo y subir a Brasil, que es la etapa más larga.

«Támara Echegoyen vendrá a probar con nosotros»

Las mujeres serán este año protagonistas en la Volvo Ocean Race y Támara Echegoyen podría ser una de ellas.

-La principal novedad de este año serán las tripulaciones mixtas

-Se verán en casi todos los barcos. Eso es algo en lo que no hay experiencia, hubo tripulación femenina en la última edición, que hicieron una etapa. Pero ahora habrá que navegar con tripulaciones mixtas. Hay varias fórmulas, pero lo más seguro es que todos lleven siete hombres y una o dos mujeres. Eso es un nuevo reto.

-Afectará también a la convivencia en el barco y a la competición, pues la fuerza física es muy importante en estas regatas

-Hay deportes en los que la fuerza física no influye, pero en la vela oceánica la fuerza es vital. Buscamos siempre gente de cierto tamaño, peso y fuerza y que además sepa regatear. Las velas pesan mucho y todo requiere un enorme esfuerzo, por eso para las chicas será un reto excepcional y atraerá a muchísima audiencia femenina a la regata.

-Hablar de vela en Galicia es hablar de Támara Echegoyen, ¿tendrá un sitio en la tripulación?

-Ya nos ha manifestado que le gustaría muchísimo. Estamos aún empezando, pero sin duda vendrá a probar con nosotros, a navegar y a ver de qué va esto. Támara es una regatista excepcional, ojalá esto también lo pueda probar y le guste. También ella tiene sus compromisos olímpicos, pero la admiración mutua y la disposición es muy grande.

-¿Tienen perfilada ya la tripulación?

-No. Iremos anunciándolo poco a poco. Hay gente con la que tenemos casi cerrado el acuerdo y otros que todavía no. Es complejo, porque tenemos que cubrir muchas funciones con poca gente. Más que especialistas, necesitamos a gente que juegue tanto de delantero como de portero. Gente muy polivalente. Tenemos que estructurar también el equipo de tierra, que es muy importante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pedro Campos: «Tendremos la base en Galicia, que es fantástica para entrenar»