El azote de Donald Trump

Seleccionador de EE.UU. y técnico de Gasol, es la voz más crítica del deporte con el inquilino de la Casa Blanca


Los Spurs de San Antonio vencieron ayer los actuales campeones de la NBA, a los Cavaliers de Cleveland, en el que sin duda fue el partido de la jornada en la Liga norteamericana. Los Spurs, sin Pau Gasol -recién intervenido en una mano-, necesitaron de una prorroga (118-115), pero la noticia no estuvo en que el equipo tejano proclama, una vez más, su candidatura a luchar por el título, sino en Gregg Popovich, su entrenador desde la campaña 1996-97, quien, una vez más, no se mordió la lengua para referirse a Donald Trump. «Hay una diferencia entre respetar la Casa Blanca y respetar a quien la ocupa, y ese respeto tiene que ser ganado, pero es difícil ser respetuoso con alguien cuando todos tenemos hijos y estamos viendo que es misógino, xenófobo, racista y se burla de los minusválidos», señaló a los periodistas antes de comenzar el partido.

La NBA ha sido especialmente crítica con el discurso de Trump, pero lo que casi nadie esperaba es que fuera el entrenador de los Spurs y actual seleccionador de baloncesto de Estados Unidos -debutará el próximo año- el más duro en sus juicios, ya que por su formación militar, Popovich (East Chicago, Indiana, 1949) siempre había sido considerado un conservador duro. De padre serbio y madre croata, se graduó en 1970 en la Academia de Fuerzas Aéreas y en Estudios Soviéticos, además de servir en la Air Force durante cinco años, en los que viajó por Europa Oriental y la entonces Unión Soviética. Regresó a la Air Force Academy como asistente, obtuvo un Máster en Educación Física y Ciencias Deportivas.

Tras ayudar a Larry Brown en los Spurs (1988) y a Don Nelson en los Golden State Warriors, en 1994 fue nombrado mánager general de los Spurs. Dos años después se hizo cargo como entrenador de un equipo con el que ha conseguido cinco anillos de la NBA, además de haberse clasificado en 20 de las 21 temporadas para los play off.

En Cleveland, Popovich calificó de «grande» la marcha del fin de semana por las calles de Washington a favor de los derechos de las mujeres, cuyo mensaje, en palabras del preparador, es que Trump llega «con la aceptación más baja de cualquiera que haya entrado en la Casa Blanca». Las ácidas palabras de Popovich encontraron eco en LeBron James, la estrella de los Cavaliers, quien, eso sí, en un tono más irónico, publicó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que critica a Trump por utilizar la frase con la que el malvado Bane en la película Batman: The Dark Knight Rises se dirige a la gente reunida en las calles de Ciudad Gótica: «Y devolvérselo a ustedes, la gente».

 No es la primera vez que el técnico de San Antonio carga contra el magnate. El pasado 12 de noviembre aseguró sentirse «enfermo» por el «tono asqueroso» y por «todos los comentarios xenófobos, homófobos, racistas y misóginos» del actual presidente de los Estados Unidos. Toda una personalidad y, probablemente, el técnico más respetado de la actual NBA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El azote de Donald Trump