Los campeones aprietan el paso

Cleveland supera a los Warriors en un duelo que reeditó la final del 2016


redacción / la voz

Los campeones de la NBA volvieron a reivindicarse en la cita navideña que reedita la última final. Los Cleveland Cavaliers se impusieron por la mínima en un final dramático a los Warriors de Golden State. Cleveland lidera la Conferencia Este (23 triunfos y 6 derrotas), mientras que su rival hace lo propio con la Oeste (27-5). Mientras, el equipo de Pau Gasol -San Antonio Spurs- sigue a rebufo de Golden State, con 25 victorias y 6 derrotas tras su triunfo frente a los Bulls.

Kyrie Irving, con dos canastas en los últimos 37 segundos, completó la espectacular remontada de los Cavaliers (109-108), que perdía 80-94 al comienzo del último cuarto. Irving, que con su triple en el último minuto del séptimo partido de la final del 2016 le dio el título a su equipo, repitió la gesta con dos canastas finales decisivas. Además, se impuso en el duelo individual a la gran estrella de los Warriors, Stephen Curry, al concluir el partido con doble doble de 25 puntos, 10 asistencias, 6 rebotes y 7 recuperaciones, otro de los factores que hicieron posible el triunfo de los actuales campeones de liga. El encuentro respondió a lo que se esperaba de un choque de dos de las grandes potencias de la NBA. 

Irving anotó la última canasta, la que firmó la definitiva remontada, a solo tres segundos para el final. Kevin Durant, la gran adquisición de los Warriors esta temporada, erró un intento de triple cuando sonaba la bocina en el último tiro del partido. La estrella de los Cavaliers, LeBron James, firmo un gran partido - 31 puntos, 13 rebotes y 4 asistencias-, aunque sus números estuvieron por debajo de los Kevin Durant: 36 puntos, 15 rebotes y 3 asistencias. 

Spurs, al acecho

Poco a poco, con la firmeza y constancia habitual, los Spurs de Antonio continúan a la caza del liderato de la NBA. La combinación de LaMarcus Aldridge y Kawhi Leonard les permitió conseguir una cómoda victoria por 119-100 ante los Bulls de Chicago. Aldridge brilló al conseguir 33 puntos, incluidos los 26 de la primera parte, en la que anotó los 11 tiros de campo seguidos que hizo, además de capturar nueve rebotes. Leonard se mantuvo en su línea con doble doble de 25 puntos y 10 rebotes. Pau Gasol se quedó en 12 puntos y 7 rebotes, es decir una cifra prácticamente idéntica a los promedios que firma esta temporada. El español, al que Popovich parece reservar para el tramo decisivo de la Liga, solo disputó 24 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los campeones aprietan el paso