El reto imposible para el maratón

Nike y Adidas siguen al proyecto de Pitsiladis para romper la mítica barrera de las dos horas en el 2017, algo que muchos expertos ven inviable en 20 años

El reto de hacer una maratón en menos de 2 horas El reto de hacer una maratón en menos de 2 horas

redacción / la voz

Bajar de las dos horas en maratón se ha convertido en el gran reto. Yannis Pitsiladis, un científico griego, puso en marcha el Proyecto sub 2 hace tres años y se daba el margen de un lustro para hacerlo realidad. Ahora, y con el 2017 como fecha de la gran gesta en mente, Nike y Adidas, las dos grandes multinacionales, asumen el reto con sus propios programas. Y mientras, algunos de los más reputados biomecánicos del planeta consideran imposible en ese período un récord que en el mejor de los casos no será realidad en 20 años.

¿Qué es el proyecto sub 2 horas?

Una fuerte apuesta de Yannis Pitsiladis para fabricar al primer atleta que baje de las dos horas en maratón (el actual récord del mundo está en 2 horas 2 minutos 57 segundos, establecido en el 2014 en Berlín por Dennis Kimetto (Kenia). Para ello montó un centro de entrenamiento en Kenia rodeándose de varios investigadores con el reto de llevar a su hoja de ruta lo último en la ciencia del entrenamiento (biomecánica, medicina...), nutrición personalizada, fisioterapia y todo tipo de factores, hasta una milagrosa bebida isotónica. La idea inicial era conseguir el récord en un período de cinco años y una financiación presupuestada en 2,3 millones de euros.

¿Cuáles son los puntos angulares?

La nutrición con un programa individualizado para cada uno de los atletas (la cobaya más conocida del proyecto es Kenenisa Bekele, que hizo marca personal en su último maratón 2:03:03, bajo las directrices del experimento), entrenamiento y la recuperación del esfuerzo, poniendo especial énfasis en aspectos como la fisioterapia. En este apartado aparece la cuota española del plan con Marc Roig, un fisio que se ha trasladado a vivir a Etiopía. Los detractores consideran «arrogante» que los europeos enseñen a entrenar a quienes les sacan una media de cinco minutos en cualquier maratón.

¿Es posible bajar de las dos horas en los próximos dos años?

Pitsiladis cree que sí, Nike y Adidas también con su reciente irrupción, pero las eminencias de la biomecánica no. «¿Que se va bajar de las dos horas? Sin duda. ¿Pero dentro de cinco años?, imposible», asegura Jordan Santos, doctor en Biología e investigador postdoc en la Universidad de Ciudad del Cabo. En su razonamiento explica que «el proyecto comenzó hace tres años y el récord sigue a tres minutos y en dos años no se va a bajar. Teniendo en cuenta la evolución estadística de los récords, el plazo no será menor de 20 años utilizando tecnología legal, sin dopaje, sin zapatillas de propulsión y en un circuito homologado, que no sea cuesta abajo, en línea recta y con viento». Argumentos que comparte Ross Tucker, uno de los grandes en la materia.

¿Cuál sería la mejora del ritmo medio?

La idea de las mentes pensantes del proyecto sub 2 es correr cada uno de los 42,1 kilómetros un 3 % más rápido, es decir unos cuatro segundos menos por kilómetro, a un ritmo de dos minutos, 50 segundos y seis centésimas, un tajo considerable con respecto a los 2m 55s el kilómetro de Kimetto en su récord del mundo. Frente a este registro imposible, Jordan Santos sitúa dos parámetros anteriores para comenzar a pensar en un maratón por debajo de las dos horas: la media maratón en 56 minutos o el 10.000 en 25.

¿Dónde están los supuestos índices de mejora?

La teoría es muy parecida al denominado Método Sky, «conseguir un 0,5 % de mejora en cada apartado» para entre todos los márgenes alcanzar un gran avance, otra teoría a la que desmonta Jordan Santos: «Conseguir esas ganancias marginales sumando todos los pequeños detalles sobre el papel está muy bien pero en realidad todo eso lo llevan haciendo años los atletas de élite, a un 99,9 %».

¿Por qué el Mar Muerto es el sitio elegido?

«Porque hay menos presión atmosférica y el intercambio gaseoso por nuestros pulmones se da por la diferencia de presión, y cuanto más bajo estés compitiendo se supone que vas a ser capaz de extraer más oxígeno del aire y eso puede afectar al rendimiento», explica Santos. El gran problema está en atraer a esa zona del mundo a los mejores atletas, que se centran en las grandes citas (Nueva York, Londres, Berlín...), en donde está el dinero de la ruta.

¿Existe una bebida milagrosa?

Bekele experimentó con éxito en el maratón de Berlín una bebida creada y patentada por la firma sueca Maurten. «Trabajan con un carbohidrato especial de alta asimilación que a la vez impide que se den problemas gástricos. De alguna manera podrían tener energía toda la prueba sin los inconvenientes de tener que andar bebiendo continuamente», explica Jordan Santos. Es uno de los secretos mejor guardados del plan de Pitsiladis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El reto imposible para el maratón