El futuro del trial en el norte gallego

Con 16 años ha sido convocado para una concentración con el campeón del mundo el 2 de enero en Cataluña


A coruña / La voz

La joven hornada del trial gallego apunta a algo más que un «buen papel» para el 2017. Se huelen los buenos resultados a nivel nacional. De momento, dos jóvenes promesas de Galicia han sido convocadas por la Federación Española de Motociclismo para formar parte de la concentración que se realizará entre el 2 y el 4 de enero junto con el campeón del mundo, el catalán Toni Bou. Allí estarán Gabriel Marcelli Carballido, campeón gallego, y Alén Damil García, tercero en el podio autonómico y quinto clasificado en el Nacional júnior.

Nos detenemos en casa de este último, en Oleiros (A Coruña), donde las Navidades no han interrumpido sus intensas sesiones de entrenamientos. «Solo para el día 25, pero el de Nochebuena me he seguido preparando», explica este joven que cumplirá 17 años el próximo 8 de enero.

En el año que está a punto de concluir le ha demostrado a la marca Sherco que no se equivocaba al confiar en él. Ha mantenido una excelente regularidad en el Campeonato de España júnior de trial, de marcado dominio catalán salvo la excepción del campeón, el asturiano Pablo Suárez. «Hemos renovado al menos por un año», dice Alén. Ya está al tanto de las mejoras que implica su nueva motocicleta. «Cambian los embragues, el amortiguador trasero y la culata», relata el joven oleirense, que ya tiene puesto su próximo objetivo en el 29 de enero, fecha en la que comenzará el nuevo campeonato en Alicante.

Será el primer paso para mejorar el quinto puesto global de este año, merced a esa regularidad ya citada. Porque Alén Damil fue cuarto en todas las pruebas en las que participó, a excepción de dos, en las que bajó al quinto y al sexto puesto. «La de mejor recuerdo fue la prueba de León, me quedé a un punto del tercero, de hecho llegué a ir segundo clasificado en algún momento pero cometí un par de fallos y acabé cuarto», recuerda el joven que combina, como puede, su absorbente dedicación por las motos con las asignaturas de tercer curso de la ESO.

En esa primera jornada en Alicante volverá a estar con su padre, compañero en todos los desplazamientos deportivos, adaptándose ambos a los largos desplazamientos, al escaso margen de tiempo entre la competición y las obligaciones de la semana, y a la logística para hacer más económico el concurso en el Nacional. «Casi siempre dormimos en el furgón en el que viajamos», confiesa Alén, agradecido así a sus patrocinadores (Motos Julio Rodríguez, Gimnasio Gantesport, Manel Motor y Kotablue) para hacer más liviano el esfuerzo económico en un deporte en el que le gustaría llegar a las cotas más altas.

Pero hay más sacrificios. Alén Damil tuvo que resolver la disyuntiva motos-fútbol, ya que formaba parte del equipo coruñés del Victoria de la División de Honor juvenil. «Jugaba como lateral izquierdo y no podía compaginarlo con el trial; la verdad es que por un lado me vino bien porque el ambiente que vivía entonces en el equipo no era muy bueno», recuerda el joven, que en breve preparará las maletas para la concentración de Cataluña, donde ha sido elegido entre los 19 mejores de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El futuro del trial en el norte gallego