China encarece aún más el fútbol

El Shanghái SIPG desembolsa 61 millones de euros por el centrocampista brasileño del Chelsea Oscar


pekín / efe

El Shanghái SIPG, entrenado por el portugués André Vilas-Boas, dio ayer la bienvenida a su nuevo fichaje, el brasileño Oscar, que llega al club por 61 millones de euros, una cifra récord en la liga china, y expresó su esperanza en que el centrocampista ayude a que el equipo se corone campeón en el 2017: «Junto al 2017, Oscar y sus compañeros intentarán aunar esfuerzos para lograr el campeonato».

El SIPG, subcampeón en el 2015 y tercer clasificado en el 2016, informó de que Oscar viajará próximamente a Shanghái para someterse a los exámenes médicos de rigor, antes de incorporarse al equipo, actualmente en fase de pretemporada, ya que la liga china se disputa entre marzo y octubre. El equipo chino destacó la larga trayectoria de Oscar en el Chelsea, con el que disputó más de 200 partidos oficiales, y recordó que en sus inicios se le apodó como «el nuevo Kaká».

Oscar, de 25 años, tendrá como nuevos compañeros a sus compatriotas Elkeson y Hulk, este último contratado el pasado mes de junio por el SIPG y que era hasta ahora el fichaje más caro del fútbol chino, ya que el conjunto desembolsó 55,8 millones de euros por sus servicios.

El campeonato chino está dominado en los últimos años por el Guangzhou Evergrande de Luiz Felipe Scolari, que ha ganado los seis últimos títulos pese al esfuerzo económico que han emprendido sus grandes rivales.

La liga china amenaza con protagonizar los fichajes más caros en el actual mercado de invierno, como ocurrió hace un año con la llegada a la liga asiática de figuras como Jackson Martínez (por 42 millones de euros) o Alex Teixeira (50 millones). La incorporación de Oscar al conjunto chino será la decimosexta más cara de la historia, tras los de Pogba, Bale, Cristiano Ronaldo, Higuaín, Luis Suárez, James Rodríguez, De Bruyne, Di María, Zidane, Ibrahimovic, Kaká, Cavani, David Luiz, Sterling y Figo. Así pues, el traspaso de Oscar superará a los de jugadores de renombre como Falcao, Torres, Neymar, Ronaldo o Agüero.

El Chelsea, que pagó 25 millones de euros por Oscar en el 2012 y logra con su salida la venta más abultada de su historia, ya engrosó el año pasado sus arcas gracias a los clubes chinos, después de traspasar a Ramires al Jiangsu Suning (18,5 millones de euros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

China encarece aún más el fútbol