Pablo Permuy: «Trabajamos para unificar criterios en aspectos como el juego pasivo»

Permuy, el nuevo presidente del comité de árbitros, podría ingresar próximamente en el comité europeo de colegiados


Francisco Blázquez, presidente de la Federación Española de Balonmano, nombró anteayer al gallego Pablo Permuy (Lugo, 1956) nuevo presidente del Comité de Árbitros.

-Cada vez que hay una competición internacional se elevan las críticas al reglamento...

-El reglamento del balonmano está claro, pero hay situaciones en las que el criterio del árbitro es importante. Estamos trabajando para unificar criterios en aspectos como el juego pasivo. Ahora, la regla dice que el máximo de pases será de seis tras la advertencia.

-¿Se busca un juego más dinámico?

-No es que se vayan a hacer ataques más cortos, sino que se ha buscado una regla para que todo el mundo sepa a qué atenerse. Antes, el árbitro tenía que decidir si un equipo había cambiado su forma de atacar. Ahora se trata de hacer todo un poco más objetivo.

-¿Es el juego pasivo el punto más polémico del balonmano?

-Los otros cambios en las reglas no tienen más incidencia. El hecho de que se pueda jugar sin portero afecta más a cuestiones técnicas y tácticas. Y la regla del último minuto, en la que además de descalificación se castigará con un penalti, tiene como objetivo cortar las acciones que únicamente busquen impedir goles.

-En Lugo, el balonmano está de capa caída y usted, sin embargo, preside el comité nacional...

-Cuando teníamos más equipos, incluso en Primera División, el arbitraje lucense siempre estuvo por encima de los clubes en cuanto a representación. Llegó a haber tres parejas en la máxima categoría. Ahora, yo he quedado como un bicho raro en un momento en que el balonmano no pasa por su mejor momento en la provincia. Pero Lugo está intentando arrancar desde abajo. Acaluba y Lucus van llenando sus categorías de base, algo que no se producía hace tres años. Además, los jugadores veteranos ayudan en el proceso y han asumido los cargos de la Delegación. El 21 de enero se hará una reunión con antiguos jugadores. Esta coincidirá con el partido entre el Cangas y el Ademar de León, que se disputará en el Pavillón Municipal.

-¿Con qué mentalidad asume su nuevo cargo?

-Hasta ahora, era el presidente del Comité de la Federación Gallega, pero lo dejo porque es incompatible. Tengo ilusión y ganas. Además, estamos viendo la posibilidad de incorporarme al comité europeo, que está casi cerrada.

-¿Hay presión sobre los árbitros en balonmano?

-Sí, pero no suele haber comportamientos agresivos como en otros deportes. Aunque en la grada es como en todos, a veces ves partidos de benjamines o alevines y los comportamientos de algunos padres dejan mucho que desear.

«Los clubes no han estado ajenos a la crisis económica»

-¿Ha perdido atractivo la Liga Asobal durante las últimas temporadas?

-Los clubes no han estado ajenos a la crisis económica. Los grandes jugadores españoles se han ido al extranjero. La selección no lo nota, pero la Liga se ha resentido. El Barcelona es hegemónico, lleva unos 140 partidos sin perder en competición nacional, pero el resto de la Asobal es competitiva. Además, hay más posibilidades de que los jóvenes puedan jugar.

-Pero ese bajón, ¿no le resta esplendor a la Liga?

-Puede ser que sea así. Está claro que, cuando se sabe que el Barcelona va a ser el campeón de la competición, el atractivo disminuye. Es difícil enganchar a gente que no sea del balonmano. Pero el resto de resultados son muy ajustados y esos partidos, aunque sean por la lucha por la segunda posición, son competitivos y bonitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Pablo Permuy: «Trabajamos para unificar criterios en aspectos como el juego pasivo»