«El control del dinero público de las federaciones es una prioridad»

«La ley está por encima de todo», dice sobre los pretextos de Villar de anteponer la normativa FIFA


REDACCIÓN / LA VOZ

Todavía hila sus ideas con la experiencia previa en la Xunta. Pero José Ramón Lete Lasa (San Sebastián, 1957) mide cada frase de su primera entrevista como secretario de Estado para el Deporte porque insiste en que todavía no tomó posesión. Su reunión del miércoles pasado con el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, apenas esbozó las líneas de un área marcada por los desafíos de Ángel María Villar al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

-¿Su idea es seguir la línea de Miguel Cardenal?

-Mi idea es continuar la línea de Miguel Cardenal y de todos los que lo han antecedido.

-La etapa más reciente se ha caracterizado por el control de las federaciones, como parte de las competencias del CSD.

-Es una máxima que debemos seguir. Sin ninguna duda. El control del dinero público y de las federaciones como agentes colaboradores está marcado en la Ley del Deporte del año 80 ya. No sé si los problemas vienen del control federativo y del dinero público o de otras cuestiones. Desconozco la problemática exacta. A partir de mi toma de posesión dedicaré mi esfuerzo para los temas que tengan dificultades. Pero ese control del que hablaba es una prioridad absoluta.

-No hay forma de que Villar haga un reglamento electoral de la RFEF acorde a la Orden Ministerial.

-Lo que sé es por lo que he leído. Ni siquiera me pude sentar con Miguel Cardenal para hacer el traspaso de poderes con un documento, que tendré la semana que viene. Entonces conoceré los problemas y sabré si [el texto] realmente no cumple la norma, si son actos invalidantes o se pueden arreglar, discutir o dialogar. Sí sé que el CSD ha dado marcha atrás al reglamento que estableció la RFEF. Si esa orden en vigor ha servido como marco regulador para el resto de las federaciones, debería servir para la de fútbol. Pero desconozco la problemática exacta.

-La federación de fútbol tiene 153 millones de presupuesto. Y Villar ha venido a decir en sede judicial que se debe más a la FIFA que a la ley española.

-No sé si dijo exactamente eso, si se ha explicado mal o lo han transcrito mal. Evidentemente eso no es posible. La primera obligación de cualquier ciudadano español es cumplir la ley, eso no tiene discusión. Si usted además es parte de una organización con otras normas que no contradigan la ley española y tiene capacidad autoorganizativa, pues estupendo. Pero la ley está por encima de todo.

-¿Si no rectifica la RFEF, llevará el reglamento electoral al TAD?

-Es muy prematuro saberlo. No he tenido aún acceso a esos expedientes. Desconozco el punto de litigio de aplicación de la orden. No sé si es una cuestión insalvable o se puede estudiar. Tenemos que sentarnos, conocer el problema, tender puentes, pero siempre cumpliendo las normas. Si las normas no se cumplen, la administración cuenta con vías a las que recurrir. Y el sistema jurídico tiene garantías y órganos independientes para que se tomen medidas.

-Villar está imputado en dos causas. ¿No cree que el fútbol español merece otro representante?

-Lo que el fútbol español merece lo tienen que decir los estamentos del fútbol. Las federaciones son entidades privadas y la administración pública las tutela y las controla en dos ámbitos en relación con esto: el control del dinero público, que es fundamental y parte de nuestra obligación, y la capacidad autoorganizativa, pues debe regirse por principios democráticos y de participación. Si esto se da, las federaciones tienen capacidad para tomar las decisiones que correspondan.

-Pero, ¿qué opinión le merece que un presidente tan significativo esté investigado en dos causas?

-La investigación no significa más que investigación. Desgraciadamente estamos muy acostumbrados a que muchas instancias trasladen a la ciudadanía que un investigado es un encausado que ha cometido un ilícito, y eso es un error. Tenemos que admitir la presunción de inocencia a la que todo el mundo tiene derecho. Cumpliendo la ley y con diálogo se puede solucionar casi todo.

«En el nuevo modelo de financiación debe entrar más la empresa privada» 

Lete debe impulsar una nueva Ley del Deporte que actualice la de 1990. Habla de la actividad física como «elemento educativo y de salud pública» y de su mayor presencia en las aulas.

-¿Es partidario de la limitación de mandatos al frente de las federaciones? Villar lleva en el cargo desde 1988.

-No creo en las limitaciones. Ese debate estuvo sobre la mesa en la ley de Galicia y lo rechazamos, porque hablamos de entidades privadas con funciones públicas delegadas. Creo que sí hay puestos que deben tener una limitación, pero no sería acertado limitar los mandatos de las federaciones cuando no existen en otros ámbitos de la vida pública. Aunque sería un síntoma de una cierta higiene democrática que las federaciones voluntariamente estableciesen ese tipo de limitaciones.

-Las ventajas fiscales al patrocinio de deportistas no terminan de despegar. Mire al campeón olímpico Cristian Toro, sin un patrocinador principal. 

-Sin duda, eso está en mi agenda. Pero ha estado en la de todos. No es fácil. Hay un gran reto del deporte español, el modelo de financiación, público privado, que no puede sostenerse en la financiación pública. Es necesario abordar un nuevo modelo de financiación en el que debe entrar cada vez más la empresa privada. Aunque esté en mi agenda, será el ministro de Hacienda el que cuadre los números. En esta crisis tan brutal abordar un modelo de financiación para el deporte, la cultura... Hay que hacerlo con prudencia y discutirlo.

-La Comisión Europea pide ahora a España un recorte de 5.500 millones. ¿El ministro le avanzó ya ajustes en su área?

-No. Nuestra conversación fue de temas generales. Otro reto que tendremos que abordar será el currículo de la Educación Física. Fomentar la práctica deportiva en toda la población, con los jóvenes y los centros escolares.

«Es urgente que trabajemos en el plan de Tokio 2020»

Cuando habla de su balance como secretario xeral para o Deporte, Lete se vuelve un torrente y se declara orgulloso del auge del deporte femenino y de la integración de varias federaciones de personas con discapacidad. Mira en dos direcciones, la competición y la actividad física saludable. «Con la mitad del presupuesto, hemos crecido en algunos indicadores». Recuerda la ley del deporte de Galicia que aprobó el Parlamento en el 2012 y da datos: 1.200 clubes subvencionados por la Xunta, un aumento de las deportistas de alto nivel de 59 a 127 en su última etapa (del 2009 al 2016), y el paso de 28 a 54 clubes de alto nivel en el mismo período. «Las licencias crecieron más de un 10%, de 231.000 a 256.000, hasta un 25% más en el caso de las mujeres», explica.

-El deporte profesional está pendiente de un nuevo plan de financiación para el ciclo olímpico que terminará en Tokio 2020.

-No he tenido todavía la reunión del traspaso de poderes. El Plan ADO es un modelo de financiación mixto y marcó un antes y un después, desde Barcelona 92 hasta hoy. Debemos tener un modelo que ayude a nuestros deportistas a dedicarse al deporte. Tiene que haber financiación privada, beneficios fiscales para los que aportan y un diálogo sobre el modelo. Y mantener la financiación de los últimos ciclos olímpicos, sabiendo que el dinero no lo es todo. España, con mucho menos dinero, consiguió en Río mejores resultados que cuatro años antes en Londres. Pero es importante que nos pongamos a trabajar de forma inmediata en el próximo objetivo, que es Tokio.

-¿Entrarán ese tema o el Plan ADO en el presupuesto del 2017?

-Igual no tiene una prescripción directa en el dinero público, pero se pueden dar pasos para que las empresas privadas puedan hacer aportaciones. Desconozco aún como está la tramitación del presupuesto. Pero es urgente que empecemos a trabajar en el plan de Tokio 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El control del dinero público de las federaciones es una prioridad»