Murray acaricia el cierre soñado

Sufre para imponerse a Raonic y hoy disputará la final del Masters


Andy Murray, número 1 del ránking mundial, accedió a la final del torneo de maestros de Londres después de imponerse en tres sets por 5-7, 7-6(5) y 7-6(9) al canadiense Milos Raonic, número 4 del mundo, en un trepidante partido con una duración récord. Tres horas y treinta y ocho minutos, el encuentro más largo del torneo en el O2 Arena, necesitó el de Dunblane para doblegar a su rival y clasificarse, de esta manera, para la final. Ya solo está a un triunfo de conseguir, por primera vez en su carrera, el último título del año, que reúne a los ocho mejores de la temporada.

Comenzó golpeando Raonic, quien, tras desperdiciar tres bolas de break en el noveno juego del primer set, logró hacerse con la ruptura en el undécimo. La ventaja la alargó hasta cerrar la manga por 7-5. En el segundo parcial fue Murray el que, tras desperdiciar dos bolas de break en el segundo juego y perder el servicio en el tercero, mostró todo su potencial para romper el saque a Raonic con un juego en blanco después de tres errores graves del canadiense. Así se encaminó hacia el desempate.

Una vez en el tie break de esa segunda manga, el escocés se distanció (4-1) aprovechando un breve despiste de su rival. Aunque Raonic se rehízo para recortar distancias con su saque y una rotura poniendo el 5-5. Pero un break y el saque a favor de Murray dieron el empate al escocés.

En el tercer y definitivo set, Milos Raonic parecía decidido a bajar a Murray de la nube. Sin embargo, el canadiense desaprovechó dos bolas de rotura en el segundo juego.

Murray, por su parte, no cometió el mismo error y cuando disponía de tres bolas de break en el noveno juego, solventó en la primera de ellas. Así comenzó a consumirse un partido frenético en el que ambos jugadores deleitaron al público presente en el O2 londinense con un intercambio de puntos espectacular.

Y es que justo después de que Raonic devolviese el break en la segunda bola de la que dispuso, fue de nuevo Murray en el undécimo juego el que hizo válida su condición de número 1 del planeta con una nueva rotura a la que siguió una pérdida de servicio en favor del canadiense para llevar la semifinal al tie break.

Una doble falta de Murray abrió un desempate en el que se jugaron 20 puntos y en el que tras tres bolas de partido del escocés, Raonic estuvo a un paso de lograr la machada. Sin embargo, el hecho de que fuese Murray quien contase con el saque a su favor no lo hizo fácil y el actual líder del ránking ATP no falló para cerrar el encuentro en su cuarto match ball.

Andy Murray logró así la sexta victoria de esta temporada ante Raonic y se metió en la decimotercera final del año, donde buscará su noveno título esta campaña. La mejor, de largo, de toda su carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Murray acaricia el cierre soñado