Paco Jémez: «He trabajado hasta recogiendo algodón»

Alexandre Centeno Liste
alexandre centeno A CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

CESAR QUIAN

De su padre aprendió los valores que mantiene y transmite; el primero, que la suerte haya que ganársela

28 mar 2019 . Actualizado a las 13:15 h.

De sangre caliente y verbo fácil, Paco Jémez (Las Palmas, 1970) es flamenco en estado puro. Como el que entonaba su padre, el cantaor Lucas de Écija, la persona que más le ha marcado en la vida. Como el que hace sonar cuando tras un mal día rompe su soledad más profunda rasgueando las cuerdas de su guitarra. Católico por convicción y monárquico, «porque el Rey no me molesta para nada», asegura que su honradez y su sinceridad le impiden dedicarse a una política a la que «le sobran corruptos y le falta cercanía al pueblo». Pero si algo define al entrenador cordobés (aunque nació en Canarias se crio en la localidad andaluza) es que es una persona volcada con su familia. «Todo lo que hago en la vida es por los míos», asevera.

-Llevaba seis años seguidos sin dejar, prácticamente, de entrenar. ¿Cuesta habituarse?

-De momento, no. Aprovecho para estar en casa con mi mujer y mis hijas, que apenas veo en todo el año.

-¿Por qué si entrena vive solo?

-Porque no es bueno que la familia se coma los malos rollos que pueda generar mi trabajo. Soy complicado de llevar. No me soporto ni yo mismo, como para que me tengan que aguantar el resto.