Tyson Fury reconoce tener problemas psicológicos y con las drogas

«Sólo espero que alguien me mate antes de que yo lo haga», asegura el campeón mundial de los pesos pesados


Tyson Fury, campeón mundial de los pesados, admitió que para luchar contra una profunda depresión se refugió durante los últimos meses en el alcohol y en las drogas, en una entrevista con la revista Rolling Stone que se conoció este miércoles. «Soy maníaco depresivo», afirmó el boxeador y añadió que desde hace años sufre esta enfermedad. Contó que últimamente bebió mucho alcohol y consumió cocaína todos los días.

«Sólo espero que alguien me mate antes de que yo lo haga», dijo el británico de 28 años explicando de forma conmovedora cómo se siente. Así confirmó los rumores que corrían desde hace samanas por los medios de su país. «Lo único que me ayuda es beber hasta perder el conocimiento», dijo. Su mánager, Mick Hennessy, anunció hace apenas dos semanas que su apoderado debía someterse a un tratamiento médico y que necesitaría una larga pausa, por lo que canceló por segunda vez la esperada revancha ante el ucraniano Vladimir Klitschko.

El alcohol y las drogas son para él lo único que le permite lidiar con sus problemas psicológicos, explicó Fury. Sin embargo, desde hace unos días está sobrio. El campeón de los pesos pesados de los cinturones WBO y WBA protagonizó últimamente unas confusas y alarmantes declaraciones.

Antes del combate contra Klitschko en noviembre del año pasado fue noticia por sus comentarios de odio contra mujeres, homosexuales y minorías y por llamar a Kilitschko satánico. El ucraniano denominó los ataques de Fury como insoportables y dijo: «Es un paciente que necesita tratamiento».

«También he consumido cocaína. Mucha. ¿Por qué no?», dijo Fury, que considera este consumo como una especie de indicación médica. «Y no es una sustancia que mejore mi rendimiento. (...) Nunca he boxeado dopado o bajo los efectos de las drogas», aseguró el británico.

La agencia antidopaje independiente estadounidense VADA constató en un control durante los entrenamientos del 22 de septiembre que el boxeador había consumido cocaína. Un día después Fury anuló el combate de revancha planeado para el 29 de octubre contra Klitschko. Fury ganó por puntos un año antes el primer enfrentamiento.

El fin de semana pasado, el boxeador se burló de las acusaciones contra él de consumir cocaína con un fotomontaje, con la imagen del actor Al Pacino en la película Scarface. Después anunció su retirada en Twitter, aunque más tarde dijo que se trataba de una broma. Aún no se sabe si volverá al ring después de esta pausa, pues de nuevo habló de su posible retirada. De niño amaba el boxeo, dijo. «Ahora lo odio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Tyson Fury reconoce tener problemas psicológicos y con las drogas