«El boxeo es la cosa más triste en la que he participado, un montón de mierda»

Tyson Fury, campeón mundial de los pesos pesados, dice que deja el boxeo después de que su positivo por cocaína


Agencias / La Voz

Hace diez meses, Tyson Fury se pasaba de la raya, en un sentido metafórico. Un comentario contra la homosexualidad, el aborto y la pedofilia era el último de los muchos episodios polémicos que protagonizaba el flamante campeón del mundo de los pesos pesados. Ahora, la agencia contra el dopaje cree que Fury se pasó de la raya en sentido literal, y tras dar positivo por cocaína, el púgil ha tenido otro de sus abcesos de rabia. El británico ha anunciado su retirada de los rings en un agresivo mensaje en las redes sociales en el que maldice al boxeo y a sus críticos.

«El boxeo es la cosa más triste en la que he participado. Todo un montón de mierda. Soy el más grande y también estoy retirado, así que vayan a mamarla, felices días», escribió Fury. El boxeador de 28 años ya aseguró en otras ocasiones que dejaba el deporte sin que luego mantuviera su palabra. Fury está en el ojo del huracán después de dar positivo en un control antidoping al que se sometió voluntariamente el 22 de septiembre, según informó el viernes la jefa de la Asociación Voluntaria Antidoping (VADA), Margaret Goodman.

La muestra A del control a Fury fue positivo de benzoilecgonina, un derivado de la cocaína. «El señor Fury tiene derecho a solicitar de inmediato el análisis de la muestra B», escribió la jefa de la agencia con sede en Estados Unidos. Sólo un día después del control adverso, los agentes de Fury anunciaron la cancelación de la pelea ante el ucraniano Vladimir Klitschko que estaba prevista para el 29 de octubre porque el campeón no estaba apto desde el punto de vista médico para afrontar el combate, aunque sin brindar mayores detalles.

La esperada pelea suponía una revancha después de que Fury arrebatara contra todo pronóstico los cinturones de campeón a Klitschko el 28 de noviembre pasado en Düsseldorf. La revancha debía tener lugar a principios de julio en Manchester, pero fue postergada debido a una lesión del británico en el tobillo. Hace dos semanas, el campeón se ausentó de la rueda de prensa que debía brindar en Londres junto a Klitschko por un «problema en su coche», según informó su equipo en aquel momento.

Fury tiene que declarar el 4 de noviembre ante la Agencia Británica Antidoping (UKAD), aunque se trata de otro caso. En el 2015, según trascendió en medios, el púgil dio positivo también por el esteroide anabolizante nandrolona. Fury niega las acusaciones en un caso que todavía no ha sido totalmente aclarado. El púgil se burló el fin de semana de las sospechas que pesan sobre él colgando en las redes sociales un fotomontaje con su cara sobre una imagen de Al Pacino junto a un montaña de droga en la famosa película Scarface.

Fury convirtió la imagen en su avatar y la publicó con el hashtag #Tysonmontana, nombre con el que rebautizó también su cuenta de Twitter en referencia al personaje protagonista del film, Tony Montana.

En el 2012, Fury tuvo que pagar una multa de 3.000 libras por asegurar que dos boxeadores ingleses era homosexuales y amantes. Antes de su pelea contra Klitschko, Fury ya llamó la atención por sus declaraciones al considerar al ucraniano como «viejo bufón», «idiota», «robot» y «adorador del diablo» que tenía «el carisma de un calzoncillo». En diciembre del año pasado, se publicó un video en YouTube en el que Fury declara que «la posición de una mujer es estar en la cocina o de espaldas, es mi opinión personal». «Están muy bien cuando andan alrededor del ring llevando los paneles», continuó Fury al hablar de las mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«El boxeo es la cosa más triste en la que he participado, un montón de mierda»