Un ataque informático revela que Serena Williams y Simone Biles recibieron permisos especiales para usar algunos fármacos

Hackean el sistema de la Agencia Mundial Antidopaje, que acusa a Rusia


Agencias / La Voz

Desde que el informe McLaren reveló el sistema de dopaje estatal organizado por Rusia, los contraataques de la nueva Guerra Fría se han multiplicado. El último ha sido confirmado este martes por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que recibió un ciberataque por parte del grupo de espionaje ruso llamado Tsar Team (APT28) y también conocido como Fancy Bears. Según la agencia, este grupo accedió ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) de la AMA a través de una cuenta del Comité Olímpico Internacional creada con motivo de los Juegos de Río 2016.

Fancy Bear accedió a información de deportistas, entre ellos datos médicos confidenciales, tales como exenciones por uso terapéutico de medicamentos en los Juegos de Río 2016 autorizadas por federaciones internacionales y organizaciones nacionales antidopaje. Por ejemplo, gracias a esos permisos la tenista Serena Williams pudo consumió oxycodona (oxycodona), hydromorphona (opiáceo contra el dolor), prednisona (antiinflamatorio) y methylprednisolone (antiinflamatorio) durante pequeños períodos en el 2010, el 2014 y el 2015.

También la nueva estrella de la gimnasia, la esdounidense Simone Billes, puede tomar metilfenidato, un medicamento psicoestimulante aprobado para el tratamiento de trastorno por déficit de atención con hiperactividad. La ganadora de cuatro oros en Río de Janeiro dio positivo en el laboratorio pero contaba con el permiso, como en el 2013 y el 2014 con la dextroanfetamina (con similares funcionalidades). «Han hecho públicos algunos de los datos y han amenazado con dar a conocer más», señaló la AMA en una nota de prensa.

«Somos Anonymous. Somos legión. No perdonamos. No olvidamos. Esperamos», señala el grupo en su página web creada para filtrar algunos archivos más sobre deportistas con especial foco en los estadounidenses. El Kremlin negó este martes cualquier implicación de los servicios de inteligencia rusos en el ciberataque. «Sin ningún lugar a dudas, no se puede ni hablar de cualquier implicación de Moscú, del Gobierno y de los servicios rusos en acciones de este tipo», dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un ataque informático revela que Serena Williams y Simone Biles recibieron permisos especiales para usar algunos fármacos