La resurrección de Dani Pedrosa

Remontó en un trazado de difíciles adelantamientos en un día en que Márquez solo fue cuarto


misano / colpisa

Le mencionaron los tres primeros de la general en la víspera de la carrera: ojo con Dani Pedrosa, porque también tiene un muy buen ritmo y puede pelear por ganar. Y lo hizo. Pese a salir desde el octavo puesto de la parrilla y lo que ello supone en las primeras vueltas (y más en un trazado como Misano en el que es complicado de adelantar), el catalán apabulló a sus rivales y se los fue quitando de encima vuelta tras vuelta.

Dovizioso, Viñales, Márquez, Lorenzo, Rossi... Ninguno fue capaz de parar al menudo piloto del Repsol Honda, un hombre desdibujado a lo largo de la mayoría del año y que por momentos parecía en fuera de juego en este campeonato. Costaba creer que Dani Pedrosa pudiese tener opciones reales de llegar al nivel de Márquez, Rossi y Lorenzo.

«Me he tenido que esforzar mucho», reconoció un satisfecho Pedrosa, que fue capaz de ir recortando el hueco de todos los que se le habían escapado: en la vuelta ocho Márquez le sacaba 1,8 segundos, seis después tenía a su compañero ya por detrás. La siguiente víctima fue Jorge Lorenzo, al que se quitó de encima tres giros después.

El último escollo era Rossi, que le sacaba más de un segundo, aunque en la curva 14 (a seis vueltas para el final) rebasó al ídolo local. «Hago lo que puedo siempre que tengo la oportunidad y no hago excepciones. Pero él no es que sea un blando, la verdad», dijo Valentino Rossi después de que insinuase que tiene más agresividad con él que con otros pilotos, rememorando su batalla de Aragón de 2015.

El piloto italiano acudió a la rueda de prensa un tanto cariacontecido, decepcionado por no poder culminar con un triunfo un fin de semana muy especial, del que al menos salió algo más cerca del líder en la general, ya que Marc Márquez apenas pudo luchar por otra cosa que no fuera acabar en la cuarta posición.

La carrera, hasta la irrupción de Pedrosa, le estaba saliendo a pedir de boca a Valentino Rossi: primero se lanzó a por Lorenzo después de que el mallorquín buscase la escapada desde la salida y posteriormente se dedicó a apretar para abrir un hueco que por momentos llegó a parecer suficiente como para lograr la ansiada victoria en casa.

Rins recorta

Pese a salir octavo en Moto2 y el líder desde la

pole

, Rins fue marcando su ritmo hasta colocarse primero y abrir un hueco de seguridad con el que gestionó el final de la carrera, con su rival sufriendo más de lo esperado por detrás.

Pese a su buena carrera, Rins no pudo aguantar la presión de Baldassarri, uno de los pilotos de la academia de Valentino Rossi, una de cuyas actividades es rodar en moto de calle en Misano. El italiano defendió con solvencia su posición, para terminar sumando su primer triunfo en el Campeonato del Mundo. Tras Baldassarri y Rins cruzó la meta Nakagami y Zarco fue cuarto con quejas sobre el neumático trasero.

Lorenzo a Rossi: «Si yo no levanto la moto, me caigo»

«Adelantar en Misano es muy difícil. Lo intenté desde el principio, modificando alguna cosa, porque en Mugello ya fui detrás de Lorenzo y tuve la mala suerte de que se me rompiera el motor. Esta vez he intentado ir delante de él». Esta fue la explicación que Rossi dio del adelantamiento a Lorenzo, una acción contundente. «Si preguntan por esta acción es porque quizá la maniobra es agresiva, de lo contrario no me lo preguntarían», espetó Lorenzo, que no ocultó el malestar con el italiano, un piloto con el que no mantiene ninguna relación pese a compartir box. «Puede haber opiniones diferentes y la mía es que el adelantamiento ha sido muy agresivo. Él no necesitaba hacer este adelantamiento, pero sabemos que es su estilo. Otros pilotos adelantan más limpio». Un comentario del español que provocó la risa irónica de Rossi, el aumento del enfado de Lorenzo y un cruce de reproches:

-Jorge Lorenzo: Es verdad.

-Valentino Rossi: No es verdad. (más risas de Rossi).

-J. L.: Es verdad.

-V. R.: Intenta mirar otra vez el adelantamiento en la tele.

-J. L.: Si yo no levanto la moto, nos caemos o me caigo.

-V. R.: No es verdad. ¿Qué dices entonces de lo que hizo Márquez en Silverstone?

-J. L.: Es mi opinión.

-V. R.: Él adelantó cien veces así.

-J. L.: Mira vídeos del pasado.

-V. R.: ¡También tú adelantas agresivo!

-J. L.: Es mi opinión. ¡Respétala! ¡Respeta mi opinión!

-V. R.: ¡Tú también adelantas agresivo! ¿Por qué dices eso?

-J. L.: ¿Cuándo? Y respeta mi opinión.

-V. R.: Ahora no me acuerdo. Pero si revisas las carreras lo puedes ver. También tú a mí.

-J. L.: Respeta mi opinión. Respeta mi opinión..

-V. R.: ¿No has visto las imágenes?

-J. L.: Ya las veré pero, si yo no levanto la moto, me caigo.

-V. R.: No estoy de acuerdo.

A renglón seguido, Lorenzo, esta vez dirigiéndose a los periodistas y no directamente a Rossi, quiso poner punto y final a una discusión que ha vuelto a abrir la caja de los truenos: «En cualquier caso, él no necesitaba hacer ese adelantamiento, porque hoy [por ayer] era mejor que yo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La resurrección de Dani Pedrosa