Utrecht paseó en O Ribeiro su candidatura para 2020

Un «lobby» de la ciudad holandesa quiere negociar la salida de la ronda española en esa fecha


Era imposible dejar de verlos, rubios, altos -en su mayoría-, sonrientes y con una camiseta que lo decía todo, postulando la alternativa de la ciudad de Utrecht como salida de La Vuelta 2020, o de otro año si fuera menester. Así lo explicó Mathieu Hermans, todo un ganador de nueve etapas de la ronda hispana en su período de profesional entre los años 1985 y 1993. «Nos parece bonito para el ciclismo que un gran evento deportivo como la Vuelta a España salga de Holanda, porque es un deporte muy apreciado en nuestro país y nuestros vínculos aquí también son muchos», sentenciaba un hombre bien conocido en el mundillo pedal, que además encabezó las conversaciones con Unipublic para tantear esa posibilidad.

El mismo exciclista exponía que la iniciativa estaba bien respaldada también en los Países Bajos, donde vieron que la posibilidad era real cuando se confirmó que la salida de 2017 tendrá lugar en la ciudad gala de Nimes: «El Ayuntamiento de Utrecht y el gobierno de su provincia está muy interesado en que la carrera se traslade allí y también hay posibilidad de que otras provincias limítrofes puedan organizar otras etapas para un inicio más atractivo». Es la ronda grande que les falta por ver en Utrecht pues por allí ya pasaron el Tour y el Giro.

La globalización ya es sin duda una de las características más llamativas en un deporte como el ciclismo y La Vuelta no es menos, porque ya son varias las ocasiones en las que ha rebasado las fronteras hispanas y, este mismo año, la etapa que terminará en la cumbre del Aubisque será una de las reinas del trazado, como el mejor prolegómeno a la salida del año que viene en tierras francesas. De ahí que tampoco sorprenda tanto que en un país como en el de los tulipanes, donde este deporte provoca auténticas pasiones, la pretensión de lanzar una edición futura sea más que tangible. Mathieu Hermans movió el proyecto por la zona técnica y una docena de sus rubios compañeros se lo hicieron ver a los habitantes de O Ribeiro y a la numerosa afición que atrae una clásica como la ronda española. Aunque estos planes se mueven por el motor económico, la baza de la simpatía ya se la han ganado los holandeses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Utrecht paseó en O Ribeiro su candidatura para 2020