La Voz / Redacción

La selección española de baloncesto da al fin señales de vida. Tras las decepcionantes derrotas ante Croacia y Brasil, y la triste derrota sobre Nigeria, el equipo de Scariolo se sacudió la tensión para cuajar un partido al nivel que se le presupone. España aplastó a Lituania (109-59) con un ejercicio brillante de defensa y el talento de Pau Gasol para liderar un ataque ejecutado a la perfección. El triunfo, sin embargo, es sólo un paso: la selección necesita ganar a Argentina en la última jornada para meterse en la siguiente fase de Río 2016.

Gasol, con 23 puntos (5/5 en triples), aprovechó para convertirse en el tercer máximo anotador de toda la historia de la competición olímpica, superando la marca del brasileño Wlamir Marques, de 79 años -que había sumado 537-, en el mejor partido de todos los jugados hasta el momento por España en la ciudad carioca. Pau suma 522 puntos. Lejos aún del plusmarquista brasileño Oscar Schmidt, que anoto 1.008 y del australiano Andrew Gaze, con 789.

España comenzó mucho más centrada que en los choques anteriores. Consciente de que no puede permitirse más tropiezos en los Juegos de Río, el grupo de Scariolo se acercó a su mejor nivel, sobre todo en defensa. Dejó a Lituania en 29 puntos al descanso y se reencontró con las sensaciones de un grupo de currículum estelar. Ricky Rubio, sobresaliente como ante Nigeria, lideró la carga con sus primeros triples del torneo. El banquillo mantuvo el nivel defensivo y Lituania sufrió para anotar.

Cuando lo consiguió, sobre todo a través de la calidad y finura de Kuzminskas, España tiró de Pau Gasol y de una brillante actuación en el rebote ofensivo (brillante Felipe Reyes) para frenar un conato de reacción lituana mediado el segundo cuarto. Pero la sobriedad de España y la calma para no precipitarse y encontrar buenas situaciones de ataque y contraataques certeros elevaron la diferencia a 19 puntos al intervalo (48-29).

Por si había dudas, una exhibición de Pau Gasol desde la línea de tres, con tres lanzamientos consecutivos, acabó por romper el partido y convertirlo en una paliza. España no bajó el pistón en defensa y ejecutó sin piedad a una Lituania que se plantó en el último cuarto casi 40 puntos abajo (84-45). El último período fue un epílogo innecesiario, en el que España aprovechó para dar descanso a sus puntales ante un rival entregado. Ahora, contra Argentina, los de Scariolo se jugarán el todo por el todo en los Juegos.

Ficha técnica

ESPAÑA: Rubio (11), Llull (10), Rudy Fernández (13), Mirotic (17) y Gasol (23) -quinteto inicial-; Sergio Rodríguez (6), Navarro (4), Calderón (3), Claver (2), Reyes (11) y Hernangómez (9).

LITUANIA: Kalnietis (16), Seibutis (-), Maciulis (4), Jankunas (2) y Valanciunas (-) -quinteto inicial-; Grigonis (2), Kuzminskas (16), Sabonis (5), Juskevicius (5), Kavaliauskas (2), Javtokas (-) y Kariniauskas (6).

PARCIALES: 26-11, 22-18, 36-16 y 25-14.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Río 2016: España se exhibe ante Lituania para recuperar la fe