Rafa Nadal pelea hasta el desmayo pero pierde el bronce ante Kei Nishikori

El balear cierra los Juegos de Río 2016 con el oro en dobles y una exhibición de lucha durante el torneo


Redacción

Rafa Nadal cerró su particular tour de force en Río 2016 sin la medalla en el torneo individual. Agotado tras el esfuerzo de la semifinal ante Del Potro y en general en todos los Juegos Olímpicos tras no haber competido en meses por sus problemas de muñeca, el balear no pudo con Kei Nishikori en una extenuante lucha por el bronce (6-2, 6-7, 6-3).

Nadal estaba contra las cuerdas en el segundo set tras perder de manera clara el primero. Nishikori, mucho más fresco y con una gran profundidad en sus golpes, tuvo dos servicios a su favor para cerrar la segunda manga (5-2 y 5-4). Fue ahí donde Nadal sacó su garra y pelea infinita para romper en dos ocasiones el saque del japonés y llevó el segundo set al tie break. El balear jugó su mejor tenis en el desempate y llevó el partido al tercer set. 

Ahí, con Nadal desquiciado con el juez de silla y por una ausencia demasiado prolongada de Nishikori, el japonés impuso su potente derecha y sus piernas mucho más leves. El abanderado de España en los Juegos se va de Brasil con el oro en los dobles y una exhibición de lucha que le ha convertido en el favorito de la afición y de los propios atletas en la villa olímpica.

Nadal se levantó cuando todos le daban por muerto. Arrinconado con 5-2 y 30-15 para cerrar el partido, Nishikori apenas necesitaba un par de raquetazos para subirse al podio y dejar en un santiamén el penúltimo partido del torneo olímpico. Nada más lejos de la realidad, el manacorí se levantó e igualó el set para forzar el desempate.

El japonés dejó meterse a Nadal en el duelo y terminó por sufrir su despertar en el tie-break, donde se lo comió de los pies a la cabeza (7-1). El partido comenzaba de nuevo y el nipón desplegó sus armas parando el juego durante 14 minutos. Nadal se quejó al responsable de la Federación Internacional, pero no consiguió nada. Desde entonces, sus pocas fuerzas se repartieron entre las quejas al juez de silla por el público y la actitud de Nishikori, e intentar frenar el juego del japonés. Tarea titánica para un Nadal agotado pero más héroe que nunca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rafa Nadal pelea hasta el desmayo pero pierde el bronce ante Kei Nishikori