La incertidumbre, para la plata

Tras la primera ronda, Bolt parece imparable para ser el primero en conseguir el trébol de oro en los 100 m


No hubo sorpresas en la primera ronda de los 100 metros lisos a tenor en los visto sobre el tartán del estadio Engenhao de Río. Absolutamente nada podrá apartar a Usain Bolt de conseguir el hito de ser el primer atleta en conseguir el trébol de medallas de oro en el hectómetro. La incertidumbre y la emoción se queda para saber quién le acompañará en el podio, y cuatro atletas a tenor de los visto, parten como claros favoritos, Justin Gatlin, Tyron Bromell, Yohan Blake y De Grasse. A nivel técnico pocas conclusiones se pueden sacar, ya que el guion fue común a todos ellos, salida perfecta con una fase de aceleración a medio gas para dejarse ir hasta meta. En el caso de Bolt solo le faltó entrar andando.

Justin Gatlin

Un cambio físico radical, en el peso y en los índices de grasa. Lo más llamativo es el cambio experimentado por Justin Gatlin físicamente, con una considerable merma en su volumen, donde ha pasado de rondar en algunas fases los 98 kilos de peso hasta los 79/80 kilos actuales y sobre todo unos índices de grasa que pasaron del 25 al 6%, la incertidumbre es saber si ha asimilado estos cambios sin que le suponga una merma en su potencia.

En su día ya había comentado que había aprovechado su parón por su sanción por dopaje para perfeccionar su técnica y los cambios ya se notaron en el último mundial. Si bien no destaca en exceso en todas las fases de la carrera, hay una que domina a la perfección, la salida de tacos, donde no escatima horas y horas de trabajo, es la única bala que tiene para lograr arañar centésimas a su marca y poder acercarse a Bolt. Su problema es la cantidad de lesiones que tuvo que superar esta temporada que le hicieron parar varias veces, aún así ha logrado parar el crono este año en 9.80, lo que le hace claro favorito para la plata. Marcó en primera ronda 10.08 (+0.8), no parece sin embargo que haya aprendido a dosificarse, gastando fuerzas de manera innecesaria en las rondas previas y fiel a su estilo de intimidar desde el primer momento, solo se dejó llevar prácticamente en línea de meta.

Yohan Blake

Recupera sensaciones. El jamaicano, que comparte entrenador con Bolt, llega en el mejor momento de forma desde hace muchos años, vuelve a notar las sensaciones que tuvo en los pasados Juegos de Pekín, donde logró secundar a Bolt en el podio con unas marcas de 9.69 y 19.26. En primera ronda corrió con gran soltura en 10.11 (-0.8). El poder entrenar sin problemas en mucho tiempo la ha dado un plus de motivación para mostrar sus credenciales a la plata.

Bromell y Grasse

El relevo que vendrá. El estadounidense Traymon Bromell y el canadiense André de Grasse fueron las grandes revelaciones en el pasado Mundial de Pekín, donde compartieron la medalla de bronce, con 9.92. Llevan un camino paralelo y están llamados a ser los grandes protagonistas de la velocidad mundial una vez que Usain les ceda el paso. Ambos son muy jóvenes (21 y 22 años respectivamente), pero mientras De Grasse llega con una mejor marca de 9.99 esta temporada, Bromell ha logrado su mejor marca personal el pasado 3 de julio dejándola en 9.84. Ni Gatlin ni Blake deben confiarse, en primera ronda De Grasse fue el que más empujó hasta el final, tal vez para probarse.

Los europeos

Claros y oscuros. Se esperaba más de los atletas europeos. Mientras que los británicos Ujah, con una mejor marca de 9.96, y James Dasaolu, con 9.91, no tuvieron problemas para pasar de ronda, el francés Jimmy Vicaut, Churandy Martina y el alemán Julian Reus no estuvieron a la altura en esta ronda. El francés logró pasar el corte por una centésima, marcando 10.19, pero da la impresión que en las grandes ocasiones se encoge y no logra dar lo que realmente vale. Corrió muy crispado en las semifinales debe dar su mejor versión. En la lado positivo está Lemaitre, único atleta blanco que logró bajar de los 10 segundos y que había renunciado al europeo para centrarse en los Juegos. Logró clasificarse sin problemas, una mala salida pero una puesta en acción perfecta le sirvió para clasificarse sin demasiados alardes.

Los asiáticos

Metiendo la cabeza. Poco a poco los atletas asiáticos van metiendo la cabeza en la élite de la velocidad, los chinos Zhente Xie, con 10.08 logró su mejor marca, y Su, que acredita 9.99, y los japoneses Yamagata, que posee un mejor crono de 10.06, y Aska Cambridge, lograron pasar de ronda y son el ejemplo de la globalización de la velocidad.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La incertidumbre, para la plata